Doctor Nacho Rodríguez, premio Dentista del Año

  • 27 de Sep, 2017

¿Qué supone para usted haber sido merecedor del premio Dentista del Año?
La verdad es que no me lo esperaba. Ha sido una magnífica sorpresa. Quiero agradecer al presidente del Consejo General, el doctor Óscar Castro, y a todos los miembros de esta institución haberme hecho tan feliz con este premio.
 
¿Qué entidad o persona le propuso? 
Me propuso el doctor Miguel Ángel López-Andrade, presidente del Colegio de Dentistas de Jaén y amigo desde hace más de 30 años cuando hicimos juntos Estomatología; apoyado por el doctor Luis Rasal, presidente del Colegio de Aragón y gran amigo vinculado a la SEPES, y por el doctor José del Piñal, presidente del Colegio de Cantabria, al que pertenezco.
 
¿Cómo recibió la noticia?
La recibí en Barcelona mientras asistía al Symposium de Quintessence. El doctor Óscar Castro me llamó por teléfono, pero no pude atender la llamada ya que estaba dentro de una de las salas de conferencias. A continuación, recibí un whatsapp del doctor Del Piñal comunicándome que me habían concedido el premio Dentista del Año; seguidamente, me mandaron también mensajes los doctores Miguel Ángel López-Andrade y Luis Rasal. Finalmente, pude llamar personalmente al doctor Castro, quien me lo comunicó oficialmente.

El Consejo General ha destacado de su labor al frente de la SEPES la apuesta por la gente joven (becas, premios, valores SEPES). ¿Por qué ha decidido dar este protagonismo a los jóvenes? 
Los jóvenes son el futuro de esta profesión. Desde el inicio de la primera legislatura de esta Junta, en 2012, nos propusimos el apoyo a los jóvenes como uno de nuestros objetivos primordiales, junto a la internacionalización de la SEPES. El apoyo a los jóvenes debe concretarse y materializarse en hechos y acciones palpables, y así lo hemos hecho con el simposio Valores SEPES, el campus Valores, la formación on line, la disposición de espacios en nuestra Reunión Anual para que impartan sus conferencias o las diferentes secciones en revistas del sector que ponemos a disposición de nuestros “valores” para que publiquen sus artículos y casos clínicos. También aquí deberíamos citar nuestro programa de becas y premios, destacando el premio SEPES Junior con una dotación de 6.000 euros para la formación del ganador.
 
Desde que en 2012 tomara posesión del cargo de presidente de la SEPES, mucho ha cambiado en esta sociedad científica. ¿Qué aspectos han sido fundamentales para su evolución?
Sin duda, la apertura de la sociedad a los jóvenes. Perciben que la SEPES es un espacio abierto que les brinda foros para compartir con compañeros de generación, pero también con los socios más veteranos, los conocimientos que han adquirido. En esta evolución ha sido fundamental la progresiva internacionalización de la sociedad. En estos años hemos integrado a la SEPES en varias asociaciones y federaciones dentales de todo el mundo, como la European Prosthodontic Association (EPA), la International Federation of Esthetic Dentistry (IFED) y el International College of Prosthodontists (ICP). Esta apuesta por la vinculación con entidades externas nos ha permitido acercar a nuestros socios toda la información de los congresos más importantes del mundo. Ejemplo de este interés por estar al día de la Odontología que se está haciendo en otros países es la importante representación española en el congreso de la Academia Europea de Estética (EAED).
En esta senda de la internacionalización celebraremos del 5 al 7 de este mes, en Madrid, nuestro 47 Congreso Anual junto a la 26 Reunión Anual de la European Association for Osseointegration (EAO). Y en 2018, del 13 al 15 de septiembre en Madrid, la SEPES coorganizará el congreso conjunto SEPES & EPA, presidido por el doctor Guillermo Pradíes.
Asimismo, en 2019 nuestro 49 Congreso Anual, que será en Barcelona y estará presidido por el doctor Miguel Roig,  acogerá el congreso mundial de estética de la IFED.
 
Su presidencia se ha caracterizado por tener siempre presente la idea de “sumar” con otras sociedades, con el mundo universitario, con la industria, con los profesionales de diferentes generaciones, etcétera. ¿Es el camino que debe seguir la Odontología para ser cada vez mejor?
Es cierto que es una máxima que seguimos toda la Junta. Sumar es siempre positivo y supone un beneficio mutuo para todas las partes. De la relación que tenemos con otras sociedades amigas, con la Universidad, con nuestros patrocinadores de la industria o con los jóvenes profesionales a los que tenemos siempre presentes aprendemos y salimos enriquecidos. La suma de todos los agentes es imprescindible para conseguir el fin último que debemos tener siempre presente: hacer el mejor tratamiento posible a nuestros pacientes.
Esta idea de sumar que nos guía va pareja a la importancia que en la SEPES damos al trabajo en equipo en nuestra profesión. En la prostodoncia y la estética, áreas de la SEPES, es vital el entendimiento entre los diferentes equipos que participan en un tratamiento.
La mejora de la profesión está unida a que la odontología interdisciplinar se instaure en todas nuestras clínicas, al igual que la digitalización de todos los procesos. En línea con esta idea, estamos creando la SEPES Digital.
 
En 2018 finaliza su segundo mandato al frente de la SEPES. ¿Qué le queda por hacer? 
Siempre queda algo pendiente, pero el tiempo es el que es y puedo asegurar que yo consumo a tope las 24 horas al día. En mi forma de ser está trabajar marcándome unas metas claras y dejando aun así espacio para proyectos que puedan venir. Las metas y los objetivos que los miembros de la Junta nos propusimos se han alcanzado y de ellos han surgido muevas ideas que quedarán ahí para quien tome el relevo.
 
¿Cómo se imagina la SEPES una vez que usted ya no esté al frente de ella?
La veo en línea ascendente. Está en un momento dulce, con una base sólida y unos apoyos fuertes y jóvenes que trabajarán para que la SEPES siempre siga siendo una sociedad científica abierta a las nuevas tecnologías y nuevas generaciones, así como un lugar de encuentro para todos ellos. Creo que hemos conseguido crear la “familia SEPES”.
Como ya apuntaba, este mes tiene lugar el 47 Congreso Anual de la SEPES junto con la cita de la EAO. ¿Por qué los profesionales, españoles y extranjeros, deben asistir a este certamen? ¿Por qué es especial?
Como decía anteriormente, es una cita importantísima dentro del calendario de eventos dentales internacionales que tendrán lugar este año en nuestro país. El panel internacional de conferenciantes de implantología, prótesis, estética, periodoncia y técnicos de laboratorio es de una calidad indiscutible y es una oportunidad única para poder disfrutar de todos ellos en un solo congreso. Con la presencia de congresistas de 80 nacionalidades incluyendo a España, este congreso resultará muy enriquecedor para la odontología española. Será un escaparate para que 25 ponentes españoles muestren al resto del mundo el nivel de la Odontología de nuestro país.
 
Ahora que recibe el premio Dentista del Año, ¿está satisfecho de haber elegido en su momento dedicarse a esta profesión?
Por supuesto, en lo profesional estoy encantado de llevar más de 30 años dedicado a la atención de nuestros pacientes y en lo personal esta profesión forma parte de mi vida familiar. Mi mujer, Violeta, es también médica estomatóloga, mi hija Marta es odontóloga y está cursando el Máster Europeo de Endodoncia en la UIC y mi hijo Nacho está en cuarto de Medicina. Espero seguir ejerciendo esta apasionante profesión junto a mi familia muchos años más.

Si quieres compartir...