Doctor Fernando Llambés, investigador de patologías periodontales en embarazadas

  • 30 de Nov, 2017

¿Cómo se comportan la proteína C reactiva (PCR) y la progesterona durante el periodo del embarazo?
Los niveles de progesterona a lo largo del embarazo aumentan progresivamente, alcanzando en el último trimestre unas concentraciones en torno a los 50-150 nanogramos por mililitro, que son unas diez veces superiores a las que se encuentran durante la fase lútea del ciclo de la mujer. Simultáneamente, la PCR sufrirá un aumento que al final del embarazo la situará en torno a los cuatro miligramos por mililitro por término medio. Una PCR de hasta cuatro miligramos por mililitro podría considerarse normal durante el embarazo, pero valores superiores indicarían la presencia de infección, inflamación o un sistema inmunológico hiperreactivo ante los cambios que produce el embarazo. Creemos que la PCR es un buen parámetro para detectar a aquellas embarazadas que tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones sistémicas o periodontales durante el embarazo.


Concrétenos qué relación guardan estos dos aspectos (proteína PCR y progesterona) con los principales parámetros de la enfermedad periodontal: sangrado de encías, profundidad de sondaje y nivel de inserción clínico.

En el estudio que hemos realizado y que ha sido publicado en el Journal of Periodontology recientemente, hemos evaluado los valores de progesterona y PCR un poco antes del parto y dos meses después. Tras el parto, hemos podido comprobar una drástica reducción en los niveles de progesterona acompañada de una disminución en la PCR y una mejoría significativa de todos los parámetros periodontales en ausencia de tratamiento dental. Estos resultados mostrarían el efecto negativo que la progesterona tiene sobre los tejidos periodontales.

En sus conclusiones indican que dos meses después del parto se reducen los valores de progesterona y proteína PCR, por lo que se reduce el riesgo. ¿Es viable reducir este plazo de vuelta a la “normalidad”?
Con un tratamiento periodontal adecuado podría acelerarse esta vuelta a la normalidad, pero es complicado tratar periodontalmente a una embarazada en el tercer trimestre del embarazo o inmediatamente tras el parto. Por tanto, es de vital importancia realizar un control periodontal en la mujer que desea quedarse embarazada para asegurarnos de que existe una adecuada salud periodontal.

¿Qué cuidados recomiendan a las mujeres embarazadas para evitar o minimizar el riesgo de sufrir problemas periodontales?
Lo primero sería prevenir, por lo que toda mujer que desee quedarse embarazada debe acudir a su odontólogo para un examen periodontal. Si se detecta algún problema, es mejor tratarlo antes del embarazo.
Durante el embarazo es posible reducir la inflamación periodontal mediante el raspado y alisado radicular de los dientes afectados. Es una técnica mínimamente invasiva que no ocasiona molestias y que preferiblemente debe realizarse en el segundo trimestre de la gestación.
La paciente embarazada deberá realizar una adecuada higiene bucodental al menos una vez al día, y pueden prescribirse dentífricos o colutorios con agentes antiplaca que ayuden a mantener las encías en buen estado.

¿Qué tipo de controles se deberían incluir en las clínicas dentales para incrementar el control de la salud bucodental en embarazadas?
La principal herramienta diagnóstica que tenemos a nuestro alcance es el sondaje periodontal. Es una técnica no invasiva que es capaz de detectar la presencia de enfermedad periodontal, su grado de actividad y la evolución de esta durante el embarazo.
Intentaremos evitar las radiografías pero, si son absolutamente necesarias, pueden realizarse utilizando un delantal plomado.
Las analíticas del ginecólogo que incluirán los valores de PCR nos orientarán sobre el riesgo de la paciente de sufrir problemas periodontales durante el embarazo.
Es importante controlar el estado periodontal de la embarazada una vez cumplido el tercer y el sexto mes. Si la paciente ha sido tratada periodontalmente con anterioridad, se realizará un mantenimiento periodontal en estas sesiones de revisión.

¿Qué ha motivado la realización de este estudio en 117 embarazadas? ¿Cómo se ha llevado a cabo y qué profesionales han intervenido en él?
Este estudio se ha diseñado una vez concluida una investigación similar que realizamos en diabéticos tipo 1 y que mostró una correlación positiva entre la PCR y los parámetros periodontales. Nuestros resultados en diabéticos tipo 1 pueden encontrarse en la literatura de los años 2005, 2008 y 2012.
Para realizar nuestro estudio, creamos un proyecto de tesis doctoral en el Departamento de Cirugía Oral de la Universidad Cardenal Herrera-CEU, que dirige el doctor Ignacio Mínguez. La doctora Lucía Gil examinó a 117 embarazadas de una consulta privada de ginecología, obteniendo multitud de datos sistémicos y periodontales que fueron procesados meticulosamente. Las conclusiones de nuestra investigación han sido publicadas en dos artículos científicos que ya están accesibles, y un tercer artículo que esperamos que pronto salga a la luz. El doctor Raúl Caffesse, que actualmente dirige varios proyectos de investigación en el Departamento de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid, ayudó a acabar de dar forma a este proyecto.

¿En qué otros estudios están trabajando de cara a conocer mejor las enfermedades periodontales durante el embarazo?
Ahora estamos preparando un estudio clínico sobre una muestra de embarazadas de la sanidad pública, pues creemos que de esta manera accederemos a embarazadas de todos los estratos sociales. También vamos a ampliar el número de parámetros sistémicos y periodontales analizados para comprender mejor lo que ocurre en las encías de las embarazadas, y poder así evitar los daños que éstas sufren con los cambios hormonales que se producen durante la gestación.
También queremos estudiar la enfermedad periodontal en pacientes con patologías que conlleven procesos inflamatorios sistémicos, como las enfermedades cardiovasculares, respiratorias crónicas o diabetes. Así, podremos contribuir a dilucidar la relación existente entre la boca y el resto del organismo. Es un campo interesante en el que queda mucho por conocer.

Si quieres compartir...