Doctor Juan Carlos Llodra Calvo, secretario del Consejo General de Dentistas

  • 08 de May, 2018

¿Para qué tipo de profesional se han elaborado las Guías Clínicas en Odontología basadas en la evidencia científica?
Las Guías Clínicas se destinan a todos los profesionales. La odontología moderna del siglo XXI se sustenta en un trípode de conceptos que ya ha sido admitido en el ámbito internacional de la Odontología de la evidencia. Este trípode pasa por tres variables: la experiencia del profesional –lógicamente, cuanta más experiencia mejor–; en segun- do lugar tendríamos la propia Odontología basada en la evidencia, que significa que no sólo hay que hacer bien las cosas sino que hay que hacer aquello que esté indicado para el caso concreto del paciente–por ejemplo, se puede saber hacer muy bien una endodoncia, pero si no está indicada para el caso concreto del paciente no se está obrando bien–; y el tercer pilar contemplaría las preferencias o la información científica de la que dispone el paciente –porque el paciente es el núcleo del planteamiento odontológico–.

En este sentido,desde la Fundación Dental Española y el Consejo General de Dentistas queríamos estar a la vanguardia de aquellas asociaciones dentales de otros países que ya llevan unos años facilitando a sus profesionales un acceso sencillo y rápido a la Odontología basada en la evidencia.

¿Las guías no van en contra del juicio clínico del profesional?
Por supuesto que no. Una cosa es cómo hay que hacer los tratamientos, y ahí entraríamos en el ámbi- to de los protocolos clínicos, donde tienen mucho que decir las sociedades científicas, y otra cosa diferente es mostrar qué aspectos de la Odontología tienen un aval científico. Son cuestiones diferentes, pero a la vez complementarias. Evidentemente, un protocolo se apoya en la evidencia y cuando ésta varía también se puede ver modificado el protocolo. No obstante, nuestra misión es recoger la evidencia sin precisar cambios en los protocolos.

Las cuestiones recogidas en las Guías Clínicas emanan de la base de datos Cochrane. ¿Cuál es la aportación fundamental del Consejo General y la Fundación Dental Española?

En primer lugar,debemos señalar que la información que nosotros publicamos en las Guías Clínicas en Odontología no es una novedad y, en segundo término, también hemos de indicar que ya está disponible para el profesional.Toda la información recogida en las Guías Clínicas publicada en la base de datos Cochrane,que está a disposición de todo el mundo. Lo que nosotros hemos hecho, desde el Consejo General, es dar un acceso mucho más a esa información: se facilita de manera resumida y condensada e indicamos los niveles de evidencia científica que hoy existen. Además, todo lo suministramos en español, salvando así el obstáculo del idioma que impide que muchos profesionales accedan a la evidencia científica.
Por lo tanto, entendemos que las Guías Clínicas acercan la investigación científica disponible a los profesionales generales.
La base de datos Cochrane es una referencia mun- dial, pero sabemos que no todos los profesionales la visitan habitualmente por varios factores: hay que saber inglés perfectamente, contar con una cierta experiencia para saber buscar, manejar la terminología de la metodología científica, etcétera. Se habla mucho de la base de datos Cochrane, pero hemos de reconocer que no es fácil que un profesional clínico acceda a ella si no tiene un nivel científico o investigador elevado. Por lo tanto, nuestra función ha sido traducir la evidencia científica a un lenguaje accesible, en castellano y plasmada de manera sencilla. Al hacerse un resumen de la evidencia, ésta se simplifica, pero la veracidad de la información permanece intacta; no introducimos nada de nuestra propia cosecha. Las Guías Clínicas son un puente entre la investigación de alto nivel, de donde procede la evidencia científica, y el día a día de la práctica clínica. Y para quienes quieran profundizar en un tema concreto, siempre añadimos en todas las guías clínicas una referencia bibliográfica, de manera que siempre se puede acudir a la fuente y profundizar todo lo necesario.

A grandes rasgos, ¿cómo ciona Cochrane a la hora de establecer la evidencia científica?
La base de datos Cochrane funciona mediante el estable- cimiento de grupos de trabajo que desarrollan su labor de recopilación en un marco mundial. Estos grupos de trabajo revisan todo lo que hay publicado sobre una materia en concreto y luego concentran toda esa información separando la paja del trigo, es decir, se quedan solamente con aquellos estudios que reúnen los estándares internacionales actuales de la investigación, porque no todo lo que se publica es válido, no reúne los criterios internacionales y, por lo tanto, no pasa el filtro de Cochrane. Una vez que se ha recopilado todo, en Cochrane se analizan los trabajos mediante procesos estadísticos para determinar el nivel de evidencia de esa metodología, ese fármaco o esa técnica.

¿Por qué se ha recurrido a una plataforma on line para publicar estas guías?
Uno de los aspectos más importantes es la actualización periódica que realizamos. Presentamos las Guías Clínicas en marzo, coincidiendo con Expodental, y ya se han introducido novedades desde entonces. Para aquella presentación imprimimos una serie de ejemplares, pero la herramienta se ha diseñado a través de una plataforma on line (http://guiasclinicas.fundaciondental.es), ya que consideramos que es lo más práctico para el profesional. Las Guías Clínicas están estructuradas por secciones: prevención, endodoncia, periodoncia, implantes, etcétera, y en el índice la novedad que introduzcamos aparece en primer lugar, por lo tan- to es muy fácil de identificar.
Nuestro objetivo es hacer actualizaciones de manera trimestral y siempre en un doble sentido. Por un lado, incorporaremos las novedades que Cochrane tenga en cuanto a nuevo contenido y, por otro, también actualizaremos los niveles de evidencia, que como todos sabemos pueden cambiar con el paso del tiempo y la aparición de nuevas investigaciones.
La plataforma on line es un canal dinámico de reciente creación y aún no refleja el cien por cien de lo que hay en Cochrane, pero sí hay ya mucho contenido muy interesante, y poco a poco se irán incrementando los informes. No obstante, me gustaría apuntar que en ocasiones Cochrane hace revisiones de las que concluye que no hay suficiente información para hacer una valoración; hemos decidido no incluir estos casos para no crear confusión, pero debe quedar claro que no es lo mismo que no haya evidencia científica sobre un tema que el hecho de que no exista material suficiente para poder hacer un análisis Cochrane. El Comité Ejecutivo del Consejo General de Dentistas ha realizado un considerable esfuerzo para crear esta herramienta que favorezca la formación continua de calidad de los profesionales. La plataforma on line está alojada en la web de la Fundación Dental Española y debemos señalar que este logro también ha sido posible gracias al patrocinio de la firma Oral-B, que una vez más ha querido colaborar con la organización colegial para el progreso de la Odontología.

¿Pueden servir las Guías Clínicas para incrementar la comunicación con el paciente en el sentido de mejorar su información?
Obviamente, todos los actos clínicos de los profesionales de la Odontología deberían estar respaldados por la evidencia científica. Como señalábamos anteriormente, la excelencia pasa por la evidencia. Hoy, además, trabajamos expuestos a las reclamaciones de los pacientes y es importante que, en caso de demanda jurídica, el profesional pueda demostrar que su trabajo tiene una base científica sólida. Cuando un profesional recomienda una técnica al paciente, debe decirle el nivel de evidencia que hay sobre la misma, que no siempre será elevado, pero el paciente debe saberlo. Así pues, aunque las Guías Clínicas han surgido como una herramienta formativa, por supuesto que son una estupenda manera de facilitar la comunicación con el paciente para que entienda el aval científico de su tratamiento. En la Odontología de la excelencia el pilar central es el paciente. No hacemos una Odontología de calidad para nuestro lucimiento profesional, sino para ofrecer al paciente la mejor solución posible en el momento actual.

 

Si quieres compartir...