Doctor Francisco Cabrera Panasco, presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas

  • 27 de Ago, 2018

Usted fue vocal de Lanzarote en la anterior Junta de Gobierno y ahora ha dado el salto a la presidencia. ¿Con qué objetivos ha asumido el nuevo cargo?

Como presidente del Colegio de Dentistas de Las Palmas, me propongo continuar trabajando por la profesión y por sus miembros, de manera que los dentistas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura desarrollen su actividad de la manera más satisfactoria posible, y con el objetivo tenaz de defender una Odontología que garantice la prestación de una adecuada atención bucodental, donde prime la calidad y la excelencia para el éxito del tratamiento odontológico y la buena salud de los pacientes.

Las exigencias de un entorno tan tremendamente cambiante son continuas y los retos se renuevan en el día a día de nuestra profesión. Para afrontarlos, hemos empezado por definir las comisiones del colegio y por desarrollar nuevas vías de comunicación y participación que permitan a los colegiados acercar y canalizar sus demandas e iniciativas. En definitiva, mi propósito y el de la Junta de Gobierno es el de hacer frente a los importantes retos que a los dentistas nos preocupan especialmente, entre ellos, el auge de la publicidad engañosa, el incremento de las reclamaciones, el problema del intrusismo, la plétora profesional o la problemática relacionada con aquellas sociedades mercantiles no profesionales que están dando lugar a crisis sin precedentes en el sector.

El último escándalo del sector se llama iDental, que tenía presencia en Las Palmas. ¿Cuántos afectados hay entre pacientes y profesionales? ¿Qué puede hacer por ellos el colegio?

Los medios hablan de unos 16.000 pacientes afectados. En cuanto a dentistas, estimamos unos 20. El Colegio de Dentistas de Las Palmas mantiene un compromiso absoluto con la defensa de los derechos de pacientes y dentistas, siendo importantes las medidas que hemos adoptado para hacer frente a esta crisis sanitaria, la más grave en la historia de la Odontología en España.

En los últimos años, hemos venido alertando a la Administración y a toda la sociedad, a través de los medios de comunicación, sobre el incremento alarmante del número de reclamaciones en nuestra provincia. Como es sabido, los colegios profesionales carecemos de competencias para actuar contra sociedades mercantiles no profesionales, como iDental, y tampoco estamos legitimados para actuar en materia de consumo ante las reclamaciones de pacientes que plantean problemas de financiación o que deben seguir pagando a las entidades financieras los tratamientos inacabados.

La consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias presentó un escrito en el juzgado de Primera de Instancia solicitando que los historiales clínicos se entregaran al COELP, pero una providencia del juzgado dictó que la policía judicial se incautara de los historiales y los entregara a dicha administración sanitaria para su custodia tras el desalojo de la sede por impago. Y así ha ocurrido: los que se calculan en 20.000 historiales, más las pruebas radiológicas que los acompañan, tal y como pidió el Colegio ante los tribunales, obran en poder de la Administración.

Esta crisis afecta a miles de canarios, siendo su acceso a los historiales fundamental para la protección y el ejercicio de sus derechos ante los tribunales y, también, necesario para quienes necesitan continuar en otras clínicas los tratamientos que tienen a medias e incluso suspender el pago de las cuotas que siguen pagando por ellos. Ahora mismo, la obtención de los historiales depende de la gestión de Sanidad y los órganos competentes.

Por supuesto, también nos preocupa enormemente la situación de los dentistas afectados, a quienes informamos sobre las posibles líneas de actuación a emprender para la defensa de los derechos que les asisten. Dados los diversos supuestos que se plantean en los casos de los dentistas y pacientes afectados de iDental, hemos elaborado una guía informativa que está disponible en la web del colegio y cuya lectura puede clarificar muchas de las dudas que, a priori, estos se plantean. También hemos informado a los colegiados sobre las pautas a seguir a la hora de tratar a expacientes de iDental para evitar que se malogren pruebas de sus tratamientos anteriores que les permitan la correcta tramitación de sus demandas judiciales.

 

Hemos detectado la comisión de, al menos, un delito y, en este momento, estamos elaborando la correspondiente denuncia ante la Fiscalía. Ni que decir tiene que no dudaremos en denunciar ante la Fiscalía provincial o la Audiencia Nacional si encontráramos cualquier nueva evidencia de delito.

iDental, como otras firmas del sector, basó gran parte de su éxito en las campañas de marketing. Bajo su criterio, ¿qué límites habría que fijar en la publicidad sanitaria?

Todos los consumidores tienen derecho a recibir una publicidad veraz, completa y honesta pero, en el caso de la publicidad sanitaria, es preciso que ésta cumpla con las máximas garantías, puesto que el derecho a la salud de los pacientes debe protegerse y anteponerse a cualquier otro tipo de interés.

Uno de los grandes problemas que está detrás del escandaloso número de reclamaciones de pacientes relacionadas con clínicas de cadenas dentales, y en concreto con esta gravísima crisis originada por iDental, es la publicidad engañosa. En Canarias, dimos un paso importante con la aprobación de la Proposición No de Ley para la regulación de la publicidad sanitaria a finales de 2015, pero seguimos reclamando un compromiso real de los Gobiernos autonómico y nacional que posibilite un cambio en la norma que regule la publicidad sanitaria, argumentos que hemos trasladado al ejecutivo canario, al que hemos solicitado la implantación de una autorización administrativa previa ante cualquier acción publicitaria. Por su parte, el Consejo General de Dentistas ha retomado los contactos con altos cargos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social tras el cambio de Gobierno para insistir en la necesidad de regular la publicidad sanitaria en España.

Según los datos de 2017, 670 profesionales pertenecen al Colegio de Dentistas de Las Palmas. ¿Es una cifra acorde a las necesidades de salud bucodental de la población?

En efecto, la provincia de Las Palmas contaba con 670 profesionales al cierre de 2017, un dato que coincide con el número de colegiados de la provincia tinerfeña y que indica que Canarias cuenta con 74,62 dentistas por cada 100.000 habitantes, una cifra que duplica las recomendaciones de la OMS de un dentista por cada 3.500 habitantes –tenemos 2,61 dentistas por cada 3.500 habitantes en el archipiélago–.

Claramente, nuestro mercado está saturado y no tiene capacidad para absorber el volumen de dentistas que se gradúa cada año, lo que dificulta el desarrollo de una Odontología donde prime la salud frente a otros intereses, cuyas nefastas consecuencias sufren los pacientes, sus principales víctimas, y afectan también a las condiciones laborales de muchos dentistas en nuestro territorio.

Su provincia tiene una universidad privada impartiendo el grado de Odontología. ¿Qué tipo de relación existe entre el colegio y esta entidad? ¿Habría cabida para más centros formativos?

En los últimos años, hemos llamado la atención de las autoridades administrativas en materia educativa y sanitaria en relación a los serios problemas derivados del excesivo número de profesionales en España en general, y en Canarias en particular. Esto está afectando seriamente, como he comentado, a las condiciones de trabajo de los colegiados, contribuyendo a la proliferación de condiciones laborales abusivas para los dentistas e incentivando una productividad más basada en los resultados económicos que en la salud del paciente, claro origen de las malas prácticas.

El estudio de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, publicado en 2017 y realizado por el profesor Jaime Pinilla Domínguez, sobre “El mercado de trabajo y los nuevos titulados en Odontología: Un estudio del desajuste educativo”, destaca las peligrosas consecuencias que están teniendo la plétora profesional y la ausencia de un numerus clausus efectivo en Odontología en España. Por su parte, el Servicio Público de Empleo Estatal comunicó en el año 2017 un incremento en el número de dentistas en situación de desempleo y señaló que, en buena medida, esta cifra se debía a no poder absorber en su totalidad a los más de 1.400 titulados que cada año se incorporan al mercado laboral, además de los que se van quedando en situación de desempleo y que no son absorbidos por el mercado ni compensados por la movilidad geográfica o funcional.

De ahí que, tras el anuncio público del inicio de los estudios de Grado en Odontología por parte de una universidad privada para el curso 2017-2018, el colegio iniciara acciones, relacionadas con la solicitud a la Dirección General de Universidades de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, del acceso, vista y alegaciones al procedimiento administrativo relacionado con la autorización de los citados estudios por ser el COELP parte interesada. También se cursó solicitud ante la Agencia Canaria de Calidad Universitaria, responsable del procedimiento de verificación, para el acceso, vista y alegaciones por parte del COELP, con respecto a la evaluación de la Memoria presentada por esta universidad, unas medidas que actualmente siguen en curso.

Me parece sorprendente que, teniendo derecho a estar personados en este procedimiento, la Administración se muestre más preocupada por la implantación de centros educativos que por la formación de sus profesionales. No se nos ha permitido este acceso y vista y hemos tenido que recurrir a la vía contencioso-administrativa, y no sólo para la defensa de los intereses de la profesión sino de la salud bucodental de los pacientes odontológicos, que depende en gran medida de la buena formación de los dentistas. El colegio tiene mucho que aportar, entre otras cosas, por el conocimiento real de las reclamaciones que plantean los pacientes.

Precisamente la formación, en este caso la continuada, es una de las señas de identidad de su colegio. ¿Qué camino debe seguir para seguir siendo útil a la colegiación? ¿Qué niveles de satisfacción se están alcanzando en estos momentos?

La propuesta de formación continuada es uno de los pilares de la estrategia del Colegio de Dentistas de Las Palmas y su programación, de calidad excepcional, desarrollada en colaboración con las principales sociedades científicas, acerca y asegura una formación rigurosa y de éxito a nuestros colegiados, por lo que ocupa un ámbito de referencia en la vida colegial.

Los cursos del COELP deben continuar adaptándose a las demandas de los colegiados, afianzado su formación teórico-práctica y desarrollándose con la más avanzada tecnología disponible en el mercado y para su aplicación práctica en los más novedosos tratamientos odontológicos. Además, nuestro programa debe seguir abriéndose a otros profesionales del sector, colaboradores habituales de los dentistas como son los higienistas y los protésicos, orientando su desarrollo a una óptima interacción de los equipos de trabajo en la clínica dental.

En 2017 superamos el medio millar de inscritos en los 15 cursos celebrados y las valoraciones fueron excelentes. Durante el primer semestre formativo de 2018, los datos son también espectaculares, por lo que esperamos cerrar este año con grandes resultados.

¿Cómo definiría al equipo que le acompaña en la Junta de Gobierno?

Cuento con un magnífico grupo de compañeros de Junta, cinco de ellos fueron miembros del equipo anterior: los doctores Justo Sosa Doreste, Agilberto López Espino, Adriana Izcoa Reina, Virginia Martín López y David Rodríguez Fernández. Como nuevos miembros están los doctores Elena Suárez Cáceres, Luis Carlos Ojeda-Perestelo, Pedro Medina Sáenz y Juan Santiago Martínez Ramos.

Se trata de un equipo coordinado, colaborador y unido con un objetivo común. Todos están muy preparados y motivados para luchar por nuestros intereses. Me siento muy agradecido por el enorme esfuerzo que están dedicando y su compromiso con los asuntos colegiales que, en estos momentos, requieren la máxima implicación y disponibilidad para abordar los grandes retos que los dentistas de Las Palmas tenemos por delante.

 

Si quieres compartir...