Fotografía dental con móvil (MDP): la nueva era de la fotografía dental

  • Dr. Louis Hardan y Dr. Carlos Fernández Villares
  • 28 de Sep, 2017

Dr. Louis Hardan y Dr. Carlos Fernández Villares

Hoy en día, la fotografía está adquiriendo una mayor importancia en la odontología. Los dentistas cada día se esfuerzan más por tomar buenas imágenes con diferentes aplicaciones. Por esta razón, una cámara profesional y sus diferentes accesorios (flash angular, flash doble, macros…) son algo necesario, pero no todo el mundo se lo puede permitir o simplemente no sabe utilizarlo de manera correcta.

Por su parte, los smartphones ya cuentan con un largo recorrido en el ámbito de la fotografía digital. Debido a las interesantes aplicaciones y las características que encontramos en ellos, tienen muchos beneficios de cara a la fotografía dental:

1. Pequeña apertura debido a su reducido tamaño y su diafragma. De esta manera, conseguimos un amplio campo de visión de manera regular.
2. Buen ajuste del ISO, añadiendo mayor sensibilidad a la luz en la cámara con poco ruido.
3. Buena resolución a la hora de mostrar los detalles.
4. Monitor amplio para la vista previa y la visualización de imágenes, especialmente cuando usamos smartphones de gran pantalla.
5. Batería autónoma que nos permite trabajar durante muchas horas.
6. El balance de blancos, la exposición, el enfoque, el ISO, la medida y la velocidad de obturación pueden modificarse de manera manual en algunas cámaras.
7. Los smartphones son ligeros y fáciles de manejar.

Desde que cada uno de nosotros tenemos un móvil con una gran cámara, todos los avances en los últimos dos años han servido para mejorar la calidad de las fotografías tomadas con este dispositivo tan simple. Así nació la idea de MDP (Mobile Dental Photography).
Para la realización de fotografía dental con móvil o mediante cámara DSLR (cámara réflex digital) se necesitarán: espejos, aparato de retracción y contrastes y luces.

La luz es fundamental como parte de la fotografía. Deben probarse distintos tipos de luces para lograr el resultado deseado. Las dos principales fuentes de luz que podemos elegir son: luz natural o luz de día y luz artificial –en smartphones se consigue el dispositivo Smile Lite–.

En esta búsqueda de una concordancia universal del color, se desa­rrolló el dispositivo Smile Lite (Smile Line, Switzerland) para proveer unas condiciones idóneas (5.500 K = luz día) y una luz polarizada en un único dispositivo.

En un principio, para la fotografía dental con móvil usábamos uno o dos dispositivos Smile Lite para una sola foto. Por ejemplo, para tener algo equivalente a un flash doble en fotografías DSLR, podía­mos emplear dos Smile Lites, uno a cada lado. El principal problema residía en que necesitábamos de la ayuda de un asistente para la posición de la luz, por lo que no siempre las fotografías eran veraces, ya que la distancia entre ambos Smile Lites cambiaba en cada fotografía.

Así es como nació la idea de un nuevo dispositivo con la misma luz producida por el Smile Lite (5.500 K), pero con una distancia estándar entre las luces, los dos difusores y el polarizador. El sistema es muy sencillo de usar y nos proporciona resultados repetibles: es el nuevo Smile Lite MDP.
Con el Smile Lite MDP podemos tomar toda clase de fotografías dentales:
• Fotografías anteriores.
• Fotografías posteriores.
• Microfotografías.
• Fotografías polarizadas.
• Dobles fotografías polarizadas.

El procedimiento es muy sencillo: se enchufa el Smile Lite MDP, se enciende la cámara del móvil, se activa el zoom, se enfoca y se toma la fotografía. La mayor parte del tiempo se utiliza en posición automática. Los resultados son prometedores y las diferencias entre una cámara profesional (DSLR) y el Smile Lite MDP se están reduciendo.

Con la evolución de las cámaras en los móviles el futuro del MDP se está volviendo muy prometedor.

> AVANCE DEL ARTÍCULO. Para poder descargártelo completo en PDF pulsa aquí.

Si quieres compartir...