Slow Implantology Extracción, regeneración y colocación de implantes sin las prisas de la inmediatez. Parte 2

  • Dr. Pedro Peña Martínez
  • 31 de Ene, 2018

Dr. Pedro Peña Martínez

Introducción
 
Este artículo es continuación del caso clínico expuesto en Maxillaris, número 215 (diciembre de 2017).
 
Caso clínico
 
A pesar de las tendencias actuales de extraer todos los dientes en un maxilar que va a rehabilitarse con implantes, por considerar que facilita el tratamiento, nuestra opinión es que merece la pena intentar mantener las piezas que puedan salvarse. 
 
En este caso, tras la realización de un encerado diagnóstico que dio paso a la fabricación de nuestra férula quirúrgico-radiológica, se ha planificado la colocación de seis implantes en el maxilar inferior, dos de los cuales –los del sector anterior– serán Tissue Level (ScrewIndirect, Implant Direct Iberia) y cuatro Bone Level con transepiteliales multiunit colocados el día de la cirugía, siguiendo el concepto de “One abutment one time” que nos asegura un sellado mucoso óptimo. 
 
Pasado el tiempo de osteointegración y llegado el momento de la toma de la impresión definitiva, se fabricaron cubetas individuales abiertas y la impresión final se tomó ferulizando los pines de impresión con seda y composite fluido. Los casos realizados con esta técnica nos ofrecen una gran precisión en el procedimiento de toma de impresión y rara vez tenemos que repetir el trabajo.
 
A continuación, el laboratorio nos provee de unas planchas base atornilladas con rodetes de cera, con las que realizaremos el registro intermaxilar, y de unas férulas de aluminio para comprobar la exactitud de la impresión. Estas últimas se han fresado en un material blando (aluminio) y se colocan sobre los implantes usando la técnica de un solo tornillo, comprobando que no existe desajuste alguno entre la estructura y los implantes que no llevan tornillo.
 
Si el resultado de la prueba es satisfactorio, eso quiere decir que el archivo STL que se usó para su fabricación es válido para la creación de la estructura definitiva de titanio.
 
En el maxilar inferior, se optó por la fabricación de puentes de oro-cerámica, mientras que la estructura CAD-CAM de titanio del maxilar superior se revestirá de composite, lo que nos permite conseguir un buen resultado estético y un buen ajuste de la oclusión sin el riesgo de chipping, que suele producirse cuando enfrentamos dos materiales de la misma dureza y coeficiente de desgaste.
> AVANCE DEL ARTÍCULO. Para poder descargártelo completo en PDF pulsa aquí.

Si quieres compartir...