Blanqueamiento dental vital combinado para discoloraciones severas por tetraciclinas

  • Dr. Gonzalo Llambés Arenas
  • 17 de Jul, 2018

Dr. Gonzalo Llambés Arenas

Introducción
Las discoloraciones dentales por tetraciclinas son una anomalía preeruptiva, que puede afectar tanto al esmalte como a la dentina y que produce un tipo de mancha característica que, en ocasiones, se puede acompañar de hipoplasia del esmalte1. Esta alteración del color dentario la propicia la administración de este fármaco, a dosis mayores de 21 mg/kg de peso al día, a la madre desde la vigésimo novena semana del embarazo, al niño cuando la dentición permanente aún se está formando, es decir, aproximadamente hasta los ocho años2,3, a madres lactantes4 o a adultos en periodos de formación de dentina secundaria5,6. Son antibióticos de amplio espectro descubiertos en 1948 y el tipo y el grado de la discoloración que producen en los dientes depende del tipo de tetraciclina administrada, la dosis, la duración del tratamiento y el estado de la odontogénesis en el momento en que se administran1. La discoloración presenta un aspecto característico a bandas, con un color que puede variar entre amarillo, marrón pardo, gris e incluso violeta7,8.
Estas alteraciones en el color, cuando son muy acentuadas, son difíciles de resolver, incluso con tratamientos protéticos, ya que en muchos casos requieren un blanqueamiento previo para aclarar los dientes para que las porcelanas/composites no transparenten9.
Lo que se plantea en este artículo es comprobar la eficacia clínica del blanqueamiento dental vital combinado (con una primera fase en la consulta, seguida por otra domiciliaria) a la hora de tratar un caso de discoloración severa con bandas por ingesta de tetraciclinas.

Material y método
La paciente tratada fue una mujer de 55 años, que presentaba una discoloración severa por tetraciclinas a bandas y una discoloración blanca circunscrita en la cara vestibular del 2.1.
La fase en la consulta se realizó con un producto blanqueador quimio-fotoactibable compuesto por peróxido de hidrógeno al 35% (Normon Office, Normon) y el tratamiento domiciliario se efectuó mediante férulas individualizadas y con reservorio con un producto de peróxido de carbamida al 16% y al 22%, (Norblanc Home, Normon). Las férulas se confeccionaron con la máquina de vacío Pro-form (Dental Resources). La obturación de la mancha blanca se realizó con las resinas compuestas Esthet-X (Dentsply) y Renamel Microfi l (Cosmedent). El adhesivo empleado fue XP Bond (monocomponente), también de Dentsply.
En primer lugar, se efectuó una exploración clínico-radiológica para establecer el correcto estado de salud oral. A continuación, se diseñó el plan de tratamiento blanqueador y se le explicó a la paciente las características del mismo, lo que potencialmente se podría llegar a conseguir y lo que no se iba a lograr alcanzar con este tipo de tratamiento. Se decidió eliminar la discoloración del 2.1 mediante su restauración con una resina compuesta. La paciente aceptó el plan propuesto y lo ratificó mediante la fi rma de un consentimiento informado. Acto seguido, se le realizó a la paciente una tartrectomía, se le tomaron impresiones de alginato para la confección de las férulas y a la semana se procedió a iniciar el tratamiento blanqueador. Se le tomó el color inicial de los dientes a tratar mediante la guía Vita Clásica (Vita Zahnfabrik) y se le efectuó una fotografía digital previa al tratamiento.
En la fase en la consulta se blanquearon únicamente los incisivos y caninos maxilares y mandibulares, ya que los premolares no se trataron debido a que estaban restaurados con fundas ceramometálicas. Se realizaron dos sesiones de tres aplicaciones de diez minutos cada una, con un intervalo de una semana. A los siete días de la finalización de esta primera fase, se procedió a efectuar la fase domiciliaria con férulas durante tres semanas, las dos primeras con peróxido de carbamida al 16%, durante dos horas al día, y la tercera al 22%, una hora al día.
Una semana después de la finalización del tratamiento, se efectuó un control de la paciente en el que se tomó una fotografía postratamiento y el color definitivo del diente con la guía Vita Clásica. Se observó la buena evolución del caso y se programó la restauración de la mancha blanca del 2.1 a los 15 días.
La obturación se efectuó colocando en primer lugar un composite de color C2 de Esthet-X y, a continuación, se cubrió parcialmente el diente con una resina compuesta A1 de Renamel Microfi l. En la misma sesión se tomó una nueva fotografía del caso tras la restauración del 2.1.


Resultados
La paciente presentaba en los dientes a blanquear un color inicial A4 en el tercio cervical y un C4 en los dos tercios incisales. A la finalización del tratamiento, se consiguió un A2 en el cuello y un C2 en el resto del diente. Con un porcentaje medio de blanqueamiento (mayor blanqueamiento que puede alcanzar un diente consideran-do su color de partida) que osciló entre el 71% en cervical y el 60% en incisal. En la figura 3 se aprecia la imagen final del 2.1 tras su reconstrucción.


Conclusiones
Los resultados alcanzados tras el tratamiento cumplieron las expectativas de la paciente, ya que ésta no mostraba una sonrisa gingival, por lo que el tercio cervical no quedaba expuesto y el color de los dos tercios incisales era de su agrado.
El blanqueamiento dental vital, combinado con los productos empleados y con el régimen terapéutico utilizado, ha permitido obtener resultados satisfactorios ante una discoloración dental de intensidad severa .

> AVANCE DEL ARTÍCULO. Para poder descargártelo completo en PDF pulsa aquí.

Si quieres compartir...