Savia joven para las sociedades científicas

  • 27 de Oct, 2017

Para las sociedades científicas es importante tener a los jóvenes odontólogos a bordo. Aparte de las reuniones tipo SEPA Joven, SECIB Joven, Valores SEPES o AEDE Inicia, todas las entidades, desde las más grandes hasta las más pequeñas, ofrecen ventajas como tarifas especiales, formación on line, becas para posgraduados, premios fin de grado, etcétera. Todo ello con el objetivo de asegurar la continuidad del conocimiento e incentivar la investigación y el estudio de sus respectivas áreas entre los que empiezan su periplo profesional.

SEPA Joven

Los pioneros en incluir dentro de sus líneas estratégicas de actuación la puesta en marcha de grandes citas formativas específicas para jóvenes fueron los periodoncistas. SEPA Joven, que celebra este año su decimotercera edición, comenzó su andadura en 2005, en Alicante. “A partir de ahí, vendrían las reuniones de Granada, Santiago de Compostela, Barcelona, Sevilla, Segovia, Valencia, Toledo, Bilbao, de nuevo Santiago y Granada, y la próxima cita en Valladolid, los días 10 y 11 de este mes”, comenta la doctora Paula Matesanz, responsable de Formación de la Sociedad Española de Periodoncia y Oseointegración (SEPA).

“Siempre hemos querido que los profesionales más jóvenes encuentren su espacio dentro de la SEPA. La reunión SEPA Joven se implementó bajo la presidencia del doctor Blas Noguerol. El objetivo era abrir la sociedad a los jóvenes posgraduados de periodoncia y a los dentistas con menos experiencia. Durante un buen número de ediciones, también hemos contado con el Premio al Mejor Póster de Investigación SEPA Joven-Maxillaris”, añade la doctora Matesanz.

A su juicio, SEPA Joven “ha sido una experiencia de éxito, una buena práctica que ha sido replicada por otras sociedades científicas posteriormente. Los datos son contundentes. En la SEPA hay más de 1.254 socios jóvenes y 784 estudiantes de Odontología. Hemos de avanzar con ellos en su desarrollo profesional, aportándoles la visión amplia del enfoque periodontal y de la terapéutica de implantes, remarcando la dimensión de la salud, la prevención de las patologías periodontales y periimplantarias y, al mismo tiempo, la excelencia clínica aplicada a la estética y a los correctos tratamientos multidisciplinares”.


Valores SEPES

Valores SEPES es una idea del actual presidente de la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética (SEPES), el doctor Nacho Rodríguez: “Queríamos que los jóvenes dentistas pudieran mostrar el trabajo clínico que estaban realizando y los conocimientos que habían adquirido en los programas de posgrado que habían cursado”. El simposio, que celebrará en 2018 su quinto aniversario, se hizo realidad por primera vez en 2014, “con la participación de nueve jóvenes dentistas que ya tenían una destacada proyección nacional, incluso algunos de ellos ya habían despuntado en el panorama internacional, y un ponente extranjero”, explica el doctor Rodríguez.

A lo largo de estos cinco años, la iniciativa Valores SEPES ha logrado captar y mantener la atención de los jóvenes dentistas y también de los estudiantes, que ven en este marco un espacio dinámico y atractivo para relacionarse con compañeros de su generación, intercambiar experiencia clínica y compartir los conocimientos adquiridos. “Es muy gratificante para noso­tros ver cómo la cita anual de Valores es ya una fecha ineludible en la agenda de todos estos jóvenes, que son nuestro futuro”, apuntilla el doctor Nacho Rodríguez.

La quinta edición de Valores SEPES se celebrará los días 2 y 3 de febrero en Madrid, enfocándose en la resolución de casos clínicos complicados, con ponencias muy cortas. Su coordinadora, la doctora Beatriz Giménez, hace hincapié en el carácter abierto de este evento: “Incluso vienen doctores séniores y la reacción de los más mayores es muy buena. Dicen que se sienten inspirados por los que vienen detrás”. Asimismo, la doctora Giménez destaca el gran nivel clínico y científico que se expone en este tipo de reuniones: “La verdad es que el nivel de los jóvenes odontólogos de España, en comparación con los de otros países, es muy alto. Aquí hay que esforzarse mucho para competir, tenemos mucho espíritu de superación. Todo eso se ve en Valores SEPES”.

Además de este simposio, la SEPES promueve un campus que reúne a un grupo de jóvenes investigadores y clínicos para estudiar determinados temas y alcanzar conclusiones. Las sesiones son cerradas, pero los resultados se traducen en consensos o guías que luego se hacen públicas. Los participantes en el Campus Valores SEPES son, según aclara la doctora Beatriz Giménez, “socios jóvenes, muy activos, muy bien formados y con mucho potencial. Los elije la Junta de la SEPES y es un grupo que va creciendo. Ahora hay entre 20 y 30 profesionales; por supuesto, es un grupo dinámico y siempre hay movimientos de entrada y salida”.

SECIB Joven

Por su parte, la Sociedad Española de Cirugía Bucal (SECIB) lanzó SECIB Joven en 2015, en Valencia, y precisamente el día 16 de este mes celebrará su segundo encuentro, también en Valencia, coincidiendo con el decimoquinto Congreso Nacional SECIB. “La iniciativa partió de la Junta Directiva precedente, encabezada por el doctor David Gallego, que tuvo la idea de organizar una reunión en la que no solamente los asistentes fuesen socios jóvenes, sino también los ponentes”, recuerda el doctor Eduard Valmaseda, presidente de la SECIB.
Con la primera edición de SECIB Joven, observa el doctor Valmaseda, se cumplía una doble función: “Por una parte, se favorecía que los jóvenes miembros de la sociedad que estaban más implicados en la docencia y la investigación pudieran exponer sus proyectos y su práctica clínica y, por otro lado, se buscaba que los jóvenes miembros de la sociedad tuvieran acceso a dicha exposición en un marco distendido y que fomentase la participación. Nuestra intención ahora es potenciar este tipo de reuniones y darles un carácter bienal”.

La doctora Berta García, coordinadora de SECIB Joven 2017, que estuvo también al frente de la organización del primer SECIB Joven en 2015, asegura que “la acogida del congreso fue excelente, se tuvieron que cerrar semanas antes las inscripciones por aforo completo y hubo una gran participación, implicación y esfuerzo de todos los ponentes que estuvieron esos días en Valencia”.

“El objetivo fue crear, por primera vez en la SECIB, una reunión de jóvenes que pudieran formarse y contactar con sus compañeros de toda España. Los jóvenes son el futuro de la Odontología y su unión hace que la cirugía bucal sea más fuerte en nuestro país y pueda ser reconocida como especialidad”, añade la doctora Berta García.

AEDE Inicia

También la Asociación Española de Endodoncia (AEDE) se ha incorporado en junio de este año a la “marea joven” con AEDE Inicia, un proyecto impulsado por su presidente, el doctor José María Malfaz: “Era algo que tenía en mente desde que estudié en Estados Unidos. Allí se realiza un evento anual, organizado por la Asociación Americana de Endodoncistas (AAE), en colaboración con los posgrados de endodoncia de las diferentes universidades, que se llama «Ápices». Tiene un formato muy diferente al clásico congreso y es el germen de la idea que he trasladado a AEDE Inicia”.
Este encuentro se ha hecho a la carta, dice el doctor Malfaz: “Durante un año realizamos un estudio de las necesidades que tenía cada uno de los actores implicados en este escenario, desde los estudiantes a los miembros de la AEDE y también la industria. Después de analizar la situación y las demandas de cada uno, pusimos en marcha esta reunión tan diferente”.

La primera edición de AEDE Inicia se celebró los días 23 y 24 de junio de este año, en Valencia, y consistió en el abordaje de diferentes temáticas divididas en bloques, incluyendo en las sesiones discusiones de los grupos de trabajo y debates con los ponentes. “Dados los buenos resultados logrados, nuestra intención es que se realice todos los años en una ciudad distinta”, asevera el presidente de la AEDE.

SEMO Joven

La Sociedad Española de Medicina Oral (SEMO) también lleva un tiempo gestando la idea de sacar adelante SEMO Joven, una decisión que, según señala la doctora Rocío Cerero, presidenta de la entidad, “estará totalmente perfilada en breve”.

“La creación de SEMO Joven es muy importante para noso­tros –expresa la doctora Cerero–, porque pone en valor el papel de los jóvenes profesionales, cuya perspectiva nos ayudará a afrontar nuevos retos, y porque pretendemos que las nuevas generaciones se acerquen a la medicina oral y consideren suya esta parte de la profesión”.
La devaluación de la odontología de calidad convierte la tarea de acercar a los jóvenes a la medicina oral en un gesto casi épico, según indica la presidenta de la SEMO, ya que “para los jóvenes, como para todos, es complicado aislarse de la excesiva comercialización de la profesión y sobrevivir en ella manteniendo unos ideales. En un contexto en el que lo más valorado por los medios de comunicación y por la sociedad es una sonrisa blanca, y no se habla nunca de la salud del paciente, la medicina oral tiene «mala venta»”.

“Sin quitarle ninguna importancia al cuidado de los dientes, nosotros queremos llamar la atención de los jóvenes y transmitirles que ellos son los responsables de la salud integral de la boca y de todas sus patologías, incluidas las no dentarias. Los odontólogos deben ser quienes diagnostiquen toda la patología de la boca, entre ellas el cáncer oral precoz, y deben ser ellos los profesionales de referencia”, insiste la doctora Cerero.

La idea de SEMO Joven –planteada por la doctora Pilar Gándara ya en la anterior Junta Directiva–, contempla establecer una cuota reducida para socios jóvenes, tanto en afiliación como en formación, y acceso a la información científica sobre medicina oral a través de la página web de la sociedad. Además, se articulará un apartado especial SEMO Joven dentro del congreso nacional que la SEMO celebra cada dos años –la próxima edición tendrá lugar en junio de 2019 en Bilbao–.

“La intención de la sociedad es favorecer e impulsar las actividades que los miembros SEMO Joven quieran llevar a cabo e incluso estamos valorando la posibilidad de crear una vocalía SEMO Joven dentro de la Junta Directiva”, añade la doctora Rocío Cerero.


Formatos novedosos

Las reuniones de jóvenes suelen presentarse bajo un formato distinto al del clásico congreso nacional. Son más dinámicas y rápidas, y se apoyan más en las redes sociales y en las nuevas tecnologías. “Tratamos de escuchar sus sugerencias y trabajar en nuevos formatos de comunicación. Y, como nosotros, el resto de las sociedades científicas”, afirma la responsable de Formación de SEPA Joven.

En el caso de esta última sociedad, su encuentro para jóvenes se celebra con dos sesiones diferenciadas. “La tarde del viernes –apunta la doctora Paula Matesanz– la protagonizan ponentes júniores, formados en diferentes posgrados en periodoncia, que hablan de una temática común desde diferentes puntos de vista. Son charlas dinámicas y cortas, con las que queremos que los jóvenes periodoncistas se estrenen como conferenciantes y muestren el elevado nivel que está adquiriendo la periodoncia en España”.

Por otro lado está la sesión del sábado por la mañana, “en la que contamos con otro perfil de conferenciantes: jóvenes pero con mayor trayectoria y experiencia clínica y científica. Con charlas de contenido eminentemente práctico, los ponentes de esa sesión nos enseñan los casos que les han servido para aprender a manejar mejor las necesidades de sus pacientes. Fundamentados en el rigor científico mejor documentado, estos ponentes nos muestran la utilidad clínica de los conceptos teóricos adquiridos con los años”.
SEPA Joven cuenta siempre con dos coordinadores locales nombrados específicamente para la ocasión, que trabajan codo con codo con un miembro de la Junta Directiva y con el personal de gestión y administración de la SEPA para hacer frente a todos los aspectos, tanto de coordinación científica como logística, que van apareciendo durante la preparación del congreso.

Según manifiestan los doctores Javier Núñez e Ignacio Sanz, coordinadores de SEPA Joven Valladolid 2017, “se pretende dar proyección y protagonismo a dentistas júniores que están destacando por sus investigaciones o formación en el tema concreto que se escoge para cada congreso. En esta edición de SEPA Joven, por ejemplo, fusionamos las nuevas tecnologías con los tratamientos periodontales y multidisciplinares, para poder conseguir una bonita sonrisa. Además, se van a realizar diferentes actividades para orientar el empleo a los jóvenes”.

Participación y cercanía

SECIB Joven se distingue de las reuniones tradicionales tanto en el fondo como en la forma. “En cuanto al fondo, se da prioridad a temas que tengan una aplicación clínica frente a aquellos que tienen un perfil más académico. Los jóvenes tienen menor experiencia clínica y buscan, lógicamente, temas que les permitan ampliar sus conocimientos en esta área. Por lo que respecta a la forma, se diseña un formato más cercano, en el que el ponente pueda interactuar con el público”, explica el doctor Eduard Valmaseda, presidente de la SECIB.

La idea en SECIB Joven es dar voz a los mejores clínicos, investigadores y docentes jóvenes de distintas universidades españolas, de modo que el programa sea variado y su participación no se vea oscurecida por la presencia de ponentes más mediáticos. En este sentido, la coordinadora de SECIB Joven Valencia 2017, la doctora Berta García, comenta que “se trata de un encuentro más distendido y cercano, donde los jóvenes cirujanos comparten sus inquietudes por temas actuales dentro de la cirugía bucal”.

En esta línea se mueve también AEDE Inicia, cuya apuesta por resaltar la presencia y la participación de los jóvenes profesionales, ya sean alumnos de grado o posgrado, o titulados de los últimos años, le ha reportado un gran éxito. “El congreso se estructura en torno a un carrusel de aprendizaje, diferentes debates y un apartado personalizado en el que intervienen las casas comerciales, lejos de un punto de venta como hasta ahora, y en el cual los asistentes pueden probar el instrumental aportado por cada empresa”, subraya el doctor Jorge Rubio, coordinador de AEDE Inicia 2017.
“Para el primer AEDE Inicia de Valencia –aclara el doctor Rubio– elaboramos un programa dividido en cuatro grandes bloques de conferencias, uno de cada máster de endodoncia de España, además de cuatro ponentes pertenecientes a la AEDE. También se quiso potenciar la participación y los debates entre los asistentes, lo que tampoco es habitual”. El próximo encuentro será en Zaragoza, en junio de 2018, con el doctor Rodrigo Novillo como coordinador y con el mismo formato de Valencia.

Una relación simbiótica

Los más jóvenes se benefician de la solidez y la experiencia que ponen a su alcance las estructuras de las sociedades científicas, así como de las oportunidades de relación y la proyección profesional que les ofrecen. Pero no son los únicos favorecidos. Ellos brindan su empuje, mucha ilusión, curiosidad sin límite, libertad de mente… Los responsables de las sociedades coinciden en señalar que se establece una relación simbiótica en la que todos ganan.

“Aparte de frescura, dinamismo, ganas de aprender y de enseñar y, en definitiva, de compartir el conocimiento, diría que SECIB Joven nos aporta, sobre todo, cohesión, porque si SECIB Joven 2015 tuvo un excelente balance científico, aún mejor ha sido la empatía y la conexión entre los jóvenes socios”, recalca el doctor Eduard Valmaseda.
En este sentido, el doctor Nacho Rodríguez opina que Valores SEPES supone “dinamismo y conexión directa con el futuro, en definitiva: satisfacción. El hecho de estar en contacto con dentistas jóvenes nos aporta un plus de optimismo y, en cierta manera, de vértigo por ver lo rápido que evoluciona nuestra profesión. Nos recuerda que ninguno, joven o veterano, nos podemos descolgar de este camino hacia delante”.

Igualmente, el presidente de la AEDE sostiene que la Asociación Española de Endodoncia “se rejuvenece en todos los aspectos con los nuevos retos e ideas de AEDE Inicia”.

La Universidad como aliada

La difusión de estos congresos jóvenes empieza generalmente en el ámbito universitario, aunque no se circunscribe exclusivamente a él. Las sociedades científicas se dirigen a los alumnos de los últimos años de carrera que están empezando a decidir cuál será su camino y a los alumnos de los diferentes posgrados para atraerlos hacia su especialidad.

“El papel de la Universidad en SECIB Joven es fundamental, como no podría ser de otra manera”, asevera el doctor Valmaseda, quien recuerda que la SECIB se gestó en una serie de reuniones de profesores de Cirugía Bucal de universidades españolas. Por su parte, la coordinadora de SECIB Joven, la doctora Berta García, precisa que el comité organizador contacta con los departamentos de Cirugía Bucal de las universidades para que propongan los ponentes y los temas a tratar. “El objetivo es crear un punto de encuentro en el que participen todas las universidades españolas para fortalecer la convivencia entre compañeros y lograr así que la cirugía bucal en nuestro país pueda salir reforzada. En su segunda edición, SECIB Joven quiere aprovechar la infraestructura del XV Congreso Nacional de SECIB para hacer más visibles a los jóvenes de la sociedad y reforzar los lazos entre las universidades que se crearon hace ya dos años. De hecho, en el encuentro de 2017 hay más participación de los distintos grupos de trabajo españoles que en la edición de 2015 y dentro del comité organizador del congreso están representadas todas las universidades de Valencia”, insiste la doctora García.

En opinión del presidente de la Asociación Española de Endodoncia, el doctor Malfaz, la presencia de la Universidad en AEDE Inicia es primordial, “ya que todo gira en torno a la formación de los endodoncistas. Además, una parte importante del programa científico consiste en las exposiciones de casos e investigaciones que realizan los estudiantes de cada centro”.

Del mismo modo, la doctora Cerero adelanta que SEMO Joven se va a centrar en las universidades: “Tenemos previsto crear una figura que será «SEMO Estudiante», que contará con algunas ventajas en las actividades que realice la sociedad, principalmente en las formativas. Además, se instituirá el Premio SEMO Joven, destinado a los mejores trabajos fin de grado que versen sobre cualquier tema relacionado con la medicina y la patología oral no dentaria. Asimismo, nos apoyaremos en las asociaciones de alumnos y en la ANEO para dar a conocer todas estas novedades”.

 


En esta búsqueda de la alianza y la colaboración con la Universidad también habría que incluir el trabajo que está desarrollando la Sociedad Española de Implantes (SEI). Aunque no está concebido como un evento exclusivo para jóvenes, esta sociedad ha puesto el foco en la Universidad a través de su Simposio Universitario, una reunión incluida este año dentro del XXIX Congreso Nacional y XXII Internacional –celebrado en junio en León–, con la participación de alumnos y profesores de los diferentes másteres y programas de implantología que hay en España.

El doctor Eugenio Velasco, presidente de SEI, considera que “la implantología oral representa un atractivo profesional muy grande para los dentistas jóvenes, ya que posee un enfoque multidisciplinario donde se integran tanto aspectos biológicos, diagnósticos, quirúrgicos, prostodóncicos y de mantenimiento. Queremos, por un lado, acercar la implantología a los estudiantes de grado mediante cursos impartidos desde las diferentes universidades españolas, en los cuales les permita conocer de primera mano las posibilidades que les ofrece esta especialidad, tanto en el marco formativo como en el laboral. Por otro lado, también queremos apostar por la formación continua con los congresos anuales y los simposios, que ofrecen a los implantólogos, tanto jóvenes como más experimentados, estar en continua actualización y al tanto de las últimas novedades o tratamientos más vanguardistas”.

Reforzar las especialidades

La generalización en los últimos años de estos encuentros formativos orientados a los júniores no es ni mucho menos casual. Encuentra su justificación, según expresa la doctora Paula Matesanz, vocal de Formación de la SEPA, en el incremento del número de dentistas jóvenes y las limitadas oportunidades profesionales: “Los congresos específicamente diseñados para ellos amplían su manera de entender la Odontología y el abanico de opciones que ésta aporta”.
Desde otra óptica, la promoción de estas iniciativas tiene también como fondo la defensa de las especialidades. Así lo cree el presidente de la AEDE, el doctor José María Malfaz, para quien “se trata, fundamentalmente, de fomentar el interés y defender las especialidades desde la base. Y eso se logra difundiendo nuestros principios de actuación y la pasión por la investigación y una práctica clínica excelente a los más jóvenes”.

El doctor Malfaz lamenta que en la actualidad no haya homogeneidad en los programas de formación: “Nos encontramos desde los que apenas contemplan un año de formación a tiempo parcial hasta los que se extienden tres años a tiempo completo, como recomienda la Sociedad Europea de Endodoncia. Este desastre se solucionará cuando se reconozcan las especialidades en España como sucede en el resto del mundo”.

En este contexto, el presidente de la SECIB mantiene que tan sólo la formación continuada y la especialización pueden ofrecer una garantía para competir “en un mercado cada vez peor regulado”. El doctor Valmaseda resalta el compromiso de la SECIB con la formación de sus miembros, “apostando por un programa en el que los jóvenes tengan la mayor relevancia. No podía dejar de ser así en una sociedad como la nuestra, con un gran peso de socios jóvenes”.

A la vez, el doctor Eduard Valmaseda hace hincapié en que la especialización debe ser el otro gran caballo de batalla de la Odontología, si esta quiere seguir siendo competitiva en la Unión Europea y en el resto del mundo. “Nuestro Sistema Nacional de Salud tiene necesidad de odontólogos formados en cirugía bucal. España no puede permitirse el lujo de formar un número tan elevado de odontólogos en proporción con su población y, al mismo tiempo, no darles la posibilidad de especializarse”, concluye.

Si quieres compartir...