|  Edição Portugal
Compartir:
Facebook
Twitter

Fenin espera la reacción de las autonomías ante las nuevas medidas del Gobierno

La deuda de la Administración Pública con las empresas de tecnología sanitaria llegó a 5.230 millones de euros en 2011

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) confía en que las medidas recientemente anunciadas por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ayuden a reducir la deuda que las comunidades autónomas tienen contraída con este sector. Al cierre del ejercicio de 2011, la morosidad ascendió a 5.230 millones de euros, un 26% más que el año anterior.
Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin, ha subrayado que las primeras medidas adoptadas por el Gobierno “abren expectativas para las empresas del sector, tan debilitadas como consecuencia de tantos años de morosidad, agravada desde el inicio de la crisis económica”. Sin embargo, señala que “es necesario que estas medidas se conviertan en planes concretos y transparentes que recojan criterios de pago, den prioridad a la deuda más antigua, ofrezcan fechas efectivas de liquidación y un protocolo real de actuación, además de un control de su aplicación y ejecución por parte del Gobierno”.

Nueve veces por encima del plazo máximo

A cierre de 2011, el tiempo medio de pago para las empresas del sector de tecnología sanitaria se incrementó en 126 días frente al año anterior, hasta alcanzar los 473 días. Este plazo es nueve veces superior a los 50 días que estableció la legislación vigente para el año 2011.
Hay que destacar las grandes diferencias entre las distintas comunidades autónomas, que abarcan desde los 841 días de media de pago de Valencia hasta los 128 días de Extremadura o los plazos legales de Ceuta, Melilla y Navarra.
Andalucía es la región que acumula una mayor deuda, llegando a 1.284 millones de euros (24,55% del total), seguida de Valencia, con 973 millones de euros (18,61%); Madrid, con 570 millones (10,9%), y Castilla y León, con 522 millones (9,98%).

Morosidad

La morosidad en los pagos a los proveedores es una práctica mantenida por las administraciones públicas desde hace muchos años, aunque esta situación se ha visto agravada e incrementada desde el inicio de la crisis económica. Según datos estadísticos de Fenin, el plazo medio de pago ha sido sistemáticamente superior a los 200 días en los últimos 20 años, llegando hasta la situación actual de 473 días.
Las medidas que Fenin considera prioritarias para el sector abarcan dos aspectos fundamentales: la solución de la deuda acumulada de años anteriores y los pagos corrientes que se generen durante el presente ejercicio. En relación a este último punto, Fenin solicita que las autonomías inicien los pagos de los compromisos actuales de forma urgente –el plazo máximo legal para la Administración Pública es de 40 días para el año 2012– y recomienda que las regiones utilicen de forma efectiva las líneas de crédito que se pondrán a su disposición a través del ICO, para evitar que se generen nuevos endeudamientos.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter