|  Edição Portugal
Compartir:
Facebook
Twitter

nº151 febrero 2012

Sentencia contra un protésico dental de Valladolid que ejerció de dentista

El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid, en sentencia de 5 de enero, ha impuesto una multa de 2.160 euros (seis meses de multa con una cuota diaria de 12 euros) a un protésico dental de dicha ciudad por un delito de intrusismo. El condenado, propietario y gerente de una clínica dental, realizó en dicho centro, desde septiembre de 2006 hasta el primer trimestre de 2008, tareas propias de un odontólogo en el tratamiento a un niño de nueve años, que presentaba mordida anterior abierta y compresión del maxilar, con patrón de crecimiento facial vertical severo.
Según ha quedado demostrado, el acusado llevó a cabo personalmente, pese a carecer de la titulación que le habilitara para ello, la exploración de la boca del menor y ordenó la realización de una ortopantomografía, que se le efectuó en la propia clínica. Asimismo, prescribió la colocación de dos placas interdentales, que él mismo ajustó en revisiones periódicas posteriores, y realizó el sellado de un premolar.
La acusación particular, ejercida por el Colegio de Dentistas de la VIII Región y la Fiscalía, también culpaba al ahora condenado de un delito de lesiones por imprudencia, que, según el juzgado, no se ha podido acreditar suficientemente, por lo que ha sido absuelto.

Para escribir un comentario debes ser usuario registrado. Inicia Sesión con tu usuario y contraseña o Regístrate.
Compartir:
Facebook
Twitter