Ratifican la condena por intrusismo a dos protésicos dentales de Jerez de la Frontera y por imprudencia profesional a una dentista que colaboraba con ellos

  • 28 de Jul, 2017

El Juzgado de lo Penal número 2 de Jerez de la Frontera ha condenado por un delito de intrusismo profesional a dos protésicos dentales que prestaron tratamientos bucodentales al menos entre junio de 2007 y febrero del 2011, y a una dentista, que trabajaba con los protésicos, por un delito de lesiones por imprudencia profesional con la circunstancia atenuante de reparación del daño. Según informa el Colegio de Dentistas de Cádiz, institución que interpuso la querella tras recibir tres denuncias de pacientes afectados, ambos protésicos dentales han sido condenados a la pena de 11 meses de multa con una cuota diaria de 20 euros (6.600 euros), sentencia ratificada por la Audiencia Provincial de Cádiz. Del mismo modo, la dentista ha sido condenada a seis meses de multa a razón de 20 euros diarios (3.600 euros) con inhabilitación especial para el ejercicio de la Odontología por un tiempo de seis meses. Además, deberá indemnizar a uno de los pacientes por los daños y perjuicios causados con 85.534,94 euros. A este respecto, el presidente del Consejo General de Dentistas de España, el doctor Óscar Castro , ha lamentado “que se sigan produciendo, casi cada semana, sentencias por este tipo de delitos que ponen en serio riesgo la salud de las personas”, y ha vuelto a solicitar un endurecimiento de las penas para que realmente sean disuasorias. Interpretación “lamentable” Cabe recordar que el Consejo General de Dentistas de España denunció a mediados de julio, mediante un comunicado, la interpretación “interesada y torticera” que, a su juicio, estaban realizando los colegios profesionales de protésicos dentales de Andalucía y Extremadura de los últimos dictámenes adoptados por los tribunales de justicia en relación con las competencias de dentistas y protésicos. En una circular conjunta, según se explicaba desde el Consejo General de Dentistas, estos colegios llegaban “a aseverar que los protésicos son profesionales sanitarios con «labores asistenciales»”, algo que para la organización colegial de los dentistas es “radicalmente falso”. El Consejo General también denuncia que estos colegios de protésicos “aseguran que el único profesional que puede realizar todas las fases de una prótesis es el fabricante, incluyendo la «toma de registros», acción que, de llevarse a efecto por parte del técnico de laboratorio, supondría la comisión de un delito de intrusismo profesional”. “En la misiva se apunta también”, continúa explicando el Consejo General de Dentistas en su nota, “que la adaptación de la prótesis sólo puede realizarse por «el único profesional capacitado», que es, según ellos, el protésico dental, algo que es rotundamente falso y que también supondría un delito de intrusismo”. Desde el Consejo General de Dentistas se considera “lamentable” que los dos colegios profesionales de protésicos dentales citados estén “deliberadamente confundiendo” tanto a sus colegiados como a los pacientes, y “supuestamente alentando la comisión de un delito tipificado en el artículo 403 del Código Penal”. A este respecto, desde la organización colegial de dentistas se recuerda que “el propio presidente del Colegio de Protésicos Dentales de Extremadura ya fue condenado, en una sentencia dictada por conformidad, por un delito de intrusismo a una pena de ocho meses de multa”, por lo que califica de “especialmente grave” la circular distribuida por estos colegios profesionales de protésicos.

Si quieres compartir...