Visión tecnológica de alcance global

  • 09 de Abr, 2018

El mes de abril de los años pares suele considerarse un periodo para hacer balance de Expodental, analizar los resultados de la feria y, si todo va bien, prepararse para cerrar y materializar los contactos producidos durante el certamen. El ambiente de optimismo generalizado que se vio durante el salón hace creer que el sector dental está en un buen momento: la industria ha invertido tiempo, dinero, conocimiento y esfuerzo en lanzar innovaciones tecnológicas sorprendentes y los profesionales están deseosos de adquirirlas para mejorar su atención a los pacientes. Por lo tanto, únicamente es cuestión de encontrar el equilibrio entre la oferta y la demanda para que los negocios fluyan. Como siempre, los descuentos y las promociones continuarán durante algunas semanas para incentivar las compras.

Según se apreció en Expodental, la odontología en su conjunto ha decidido dar el salto hacia el entorno digital. Un gran número de expositores mostró sus avances en este sentido, pero quizá lo más notorio es que ya no se trata de productos aislados, sino de un concepto digital global que afecta a todos los pasos del proceso, ya sea en la clínica o en el laboratorio. Aunque algunas empresas ya llevaban tiempo trabajando en el flujo digital desde una perspectiva integral, ahora ya empieza a concebirse como una realidad generalizada.

En paralelo con los avances tecnológicos que llegan a las clínicas también están cambiando los métodos de gestión. La realización de las compras de materiales, la gestión del personal, el control de la agenda o el cumplimiento de las exigencias de la Administración son cuestiones que requieren un esfuerzo extra por parte de los profesionales. Muchos dentistas ejercen también de empresarios y para ello deben recurrir a modernos sistemas tecnológicos que les hagan más sencilla esta tarea. Durante Expodental, Maxillaris desarrolló un interesante foro de debate titulado “Éxito en la Gestión”, en el que expertos de la industria y clínicos de reconocido prestigio expusieron cómo está cambiando el día a día de la gestión de las consultas dentales. En esta nueva edición del Maxillaris Day, se reflejó que, una vez más, los esfuerzos de la industria y de los profesionales confluyen en soluciones adaptadas a las necesidades de los pacientes. Si hoy ya interactuamos de manera cotidiana en un entorno digital, parece lógico pensar que también la atención odontológica se debe adaptar a esta realidad. En este número y el siguiente publicaremos los resúmenes de las ponencias desarrolladas en este foro para que todos los profesionales puedan conocer hacia dónde va la gestión de las clínicas.

Los avances tecnológicos y los conocimientos científicos son dos pilares del progreso que casi siempre nos llevan a situaciones de mejora. Estos dos conceptos han sido la base para que, desde hace años, los órganos de representación de la profesión hayan estado luchando para que los odontólogos tuvieran reconocida la competencia de la venopunción. Ya la tenían los médicos estomatólogos, pero ahora los ministerios de Educación y Sanidad también han reconocido que los graduados (o licenciados) en Odontología pueden hacer venopunción en las consultas. Entre otras cosas, este avance normativo favorece el uso del plasma rico en factores de crecimiento, una solución que es fruto de una investigación científica que ha requerido de décadas de trabajo y de la producción de la tecnología adecuada para poder llevarla a la práctica.

Si quieres compartir...