"La SEPA seguirá creciendo por su progresión lógica, pero el reto de esta candidatura es que esta evolución sea sostenible y orgánica"

Doctor Adrián Guerrero

  • Candidato a presidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA)
  • 29 de Abr, 2016

Candidato a presidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA)

La suya es la única candidatura que se ha presentado a las elecciones de la SEPA, y usted ha sido vicepresidente en la última Junta. ¿Estamos ante una candidatura continuista?
He tenido el honor de ser vicepresidente en la Junta presidida por el profesor David Herrera. Y anteriormente tuve responsabilidades como secretario con la doctora Nuria Vallcorba, de 2010 a 2013, debutando como vocal con el doctor Juan Blanco. Desde 2007 estoy vinculado a la dirección de la SEPA.
El proyecto de la candidatura 2016-2019 consiste en reforzar la senda establecida por nuestros antecesores y seguir sembrando para el futuro. La SEPA ha adquirido una dimensión institucional que está por encima de las personas o las coyunturas. Esto requiere que sus dirigentes implementen una gestión muy responsable y comprometida, adecuada a cada trienio, y escuchando permanentemente a todos sus líderes de opinión, a sus socios y a todos sus grupos de interés.
Para esta ingente tarea tengo el privilegio de contar con un experimentado y cohesionado equipo, formado por los doctores Antonio Bujaldón, como vicepresidente; José Nart, como secretario, y Óscar González, Paula Matesanz, Regina Izquierdo y Francisco Vijande como vocales.

¿Qué líneas de acción van a prevalecer durante su mandato?
Desde el punto de vista institucional, como principal objetivo, debemos tener en mente la consolidación y la sostenibilidad del crecimiento organizativo y económico de la SEPA y su Fundación, que está basado en la excelencia, el rigor, la innovación y la transparencia, que son los valores fundamentales de la SEPA desde su fundación en 1959.
Debemos seguir cuidando al socio y a su entorno, identificando puntos de mejora y transfiriéndole valor a su día a día, potenciando su sentido de pertenencia y ofreciendo programas de formación clínica y de gestión que consigan que su actividad promueva la salud a través de la prevención y la excelencia asistencial.
También fomentaremos la prevención y el diagnóstico precoz de las patologías periodontales y periimplantarias, así como un cambio de paradigma para la consulta odontológica, integrando programas avanzados de intervención de promoción de la salud y cooperando estrechamente con distintos profesionales sanitarios y otras sociedades odontológicas y médicas, especialmente de cardiología, diabetes, ginecología y médicos de atención primaria.
Por otro lado, seguiremos fomentando y dinamizando la investigación, sirviendo de estímulo a las universidades y sus investigadores, así como fortaleciendo vínculos con centros, empresas y fundaciones de referencia.
Y también activaremos el proceso de internacionalización de la SEPA en países de habla hispana, cooperando estrechamente con otros nodos de referencia para la periodoncia. Tenemos mucho trabajo por delante. Plantearemos un reto atractivo al que se pueden sumar nuestros socios, las empresas colaboradoras estratégicas, las instituciones del sector bucodental y, por supuesto, también los medios de comunicación.

El crecimiento de la SEPA durante los últimos años ha sido sorprendente. ¿A qué factores atribuye este crecimiento? ¿Es importante seguir incrementando en número de socios?
La SEPA ha experimentado un crecimiento progresivo y proporcional desde sus inicios. En la última década, y a pesar de la brutal crisis económica, la SEPA ha ido creciendo en número de socios. Este incremento se podría deber a que la SEPA se ha caracterizado por ser una sociedad dinámica que se adapta a su tiempo y que atrae la atención de la profesión por los variados contenidos de sus actividades científicas. Además, nuestra sociedad es una entidad abierta a todos, puesto que la periodoncia es para todos. Dicho esto, la base principal del crecimiento está vinculada a la gran cantidad de profesionales jóvenes que se han acercado a la sociedad.
La SEPA seguirá creciendo por su progresión lógica, pero el reto de esta candidatura es que esta evolución sea sostenible y orgánica, cumpliendo así con el propósito fundacional y la razón de ser de la sociedad: la promoción de la salud mediante el desarrollo de la periodoncia y la odontología.

¿Con qué bazas juega una sociedad científica como la suya para atraer a los jóvenes?
Como acabo de mencionar, la SEPA es dinámica y se adapta a los tiempos. Es la sociedad médica más influyente en Twitter, siendo la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad de Oncología Médica la segunda y tercera, respectivamente, según publicó el pasado año el Blog de comunidad sanitaria IPPOK. La web de la SEPA ha recibido la visita de más de 600.000 usuarios únicos en los últimos tres años y esta cifra crece constantemente. Por lo tanto, nuestra presencia en las plataformas digitales –las tecnologías usadas por los jóvenes– y no tan jóvenes, es más que evidente.
También debo mencionar que la SEPA ha sido la primera sociedad que ha conseguido que las cuotas de inscripción a su congreso anual sean más que asequibles para cualquier profesional, lo que ha aumentado de manera significativa la afluencia de profesionales jóvenes a nuestros congresos. Además, existen actividades específicas para los jóvenes, como SEPA Joven, donde estos profesionales se encuentran muy cómodos; formación en investigación en el Aula SEPA y becas de investigación muy atractivas pensadas para ellos.

En los últimos congresos de la sociedad se ha constatado que la SEPA es mucho más que periodoncia y osteoin­tegración. ¿Es preciso integrar de alguna manera otras temáticas odontológicas en los eventos que organiza la sociedad?
Somos conscientes de la importancia de la periodoncia en el tratamiento integral del paciente. Cualquier tratamiento funcional o estético ha de comenzar y finalizar en salud. Ésta es la razón por la que la periodoncia es la disciplina que aúna la atención bucodental actualmente, además del evidente peso en investigación como demuestran las publicaciones científicas de más impacto.
En las reuniones anuales de la SEPA hemos integrado temas relacionados con la ortodoncia, la endodoncia, la odontopediatría, la rehabilitación prostodóncica o la odontología estética, puesto que están íntimamente relacionadas con la periodoncia y con la terapéutica de implantes.
En la misma línea, también somos conscientes de la importancia del impacto de la salud periodontal sobre la salud general. Y por este motivo también organizamos sesiones y mesas con cardiólogos, endocrinos, ginecólogos o médicos de atención primaria que nos ayuden a prevenir o a detectar precozmente estas patologías en la clínica dental, indicando cuándo y cómo debemos referir un paciente para un tratamiento especializado.

En este sentido, ¿cuál va a ser su estrategia en cuanto a la colaboración con otras sociedades del ámbito sanitario, como la Sociedad Española de Cardiología o la Sociedad Española de Diabetes?
La SEPA tiene grupos de trabajo activos con la Sociedad Es­pañola de Cardiología (SEC), con la Sociedad Española de Diabetes (SED) y con la Sociedad Española de Ginecología (SEGO). Asimismo, hemos comenzado a trabajar con las sociedades de atención primaria y de familia SEMERGEN y SEMFYC. De hecho en Valencia, bajo la presidencia del doctor David Herrera, se va a celebrar la “Alianza por la salud”, una puesta en valor de todo el trabajo que se ha realizado de manera conjunta entre la SEPA y las sociedades médicas con las que colabora.
Nuestra intención es seguir potenciando y desarrollando la “Alianza por la salud”, mediante la cooperación científica e institucional activa con estas sociedades médicas que están interesadas en que la consulta dental sea un nuevo espacio para la promoción de la salud general en términos de prevención primaria, ante el reto de las enfermedades no transmisibles y de la mejora de los hábitos saludables de la población.

¿Qué acciones se van a emprender para que las autoridades sanitarias tomen conciencia de la importancia de la salud periodontal en la salud general?
La SEPA también ha estado trabajando en este ámbito desde el año 2011, cuando se firmaron acuerdos marcos con distintas consejerías de Salud en varias comunidades autónomas. A raíz de estos acuerdos, se han generado materiales de divulgación para la profesión médica con el objetivo de promover el conocimiento y el diagnóstico precoz de las enfermedades periodontales y periimplantarias. Estas iniciativas están creando mucho interés en las consejerías de Salud y estamos trabajando para materializar proyectos con más calado, que nos permitan promover la importancia de la salud oral.
En este marco, destacan dos proyectos singulares que hemos comenzado a implementar. Conjuntamente con la Sociedad Española de Cardiología llevamos a cabo “Miocardio. Cuida tus Encías”, mientras que con la Sociedad Española de Diabetes estamos ultimando el proyecto que valide el protocolo de detección precoz de diabetes por el equipo de salud bucodental.

¿Cuál es su posición en torno a las especialidades odontológicas?
La posición de la SEPA en relación con las especialidades es pública y conocida desde hace muchos años: España no puede ser el único país de la Unión Europea, junto con Luxemburgo, sin regulación legal de las especialidades. Esto afecta a la calidad asistencial y conculca los derechos de movilidad laboral de los trabajadores europeos y de los ciudadanos. Por lo tanto, desde la SEPA (con el apoyo de la Federación Europea de Periodoncia) seguiremos luchando, conjuntamente con el Consejo de Dentistas y las universidades, para que haya especialidades legalmente reconocidas. Y entre ellas, una de las especialidades que cumple con todos los requisitos es la de periodoncia.

¿Cómo valora la formación, tanto de grado como de posgrado, que reciben hoy los profesionales que desean ejercer en el ámbito periodontal? ¿Hacia dónde deberían encaminarse las mejoras?
Respecto a la formación universitaria en el grado, es evidente que el exceso de oferta en España puede ser un riesgo para la calidad de la formación. La periodoncia, en particular, aumentó su presencia en los planes de estudio de grado pero, desde el punto de vista de la SEPA, sigue siendo necesario ampliar la formación en periodoncia en este ciclo, dado que representa el 25 por ciento de la producción científica en Odontología y, debido a la alta prevalencia de las patologías periodontales, también representa una importante carga asistencial.
Respecto a la formación de posgrado, y en espera de que se regulen las especialidades legalmente, la SEPA apuesta por una relación muy intensa con los posgrados de periodoncia que buscan cumplir los criterios definidos por la Federación Europea de Periodoncia (EFP). De hecho, hay dos posgrados españoles acreditados por la EFP, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universitat Internacional de Catalunya. Esto representa formación equiparable a la de especialista, que debe incluir tres años de formación a tiempo completo. Por ello, la SEPA acaba de rubricar acuerdos con los posgrados de periodoncia de las universidades españolas.

El doctor Juan Blanco asumió en abril el puesto de presidente de la European Federation of Periodontology. ¿Qué posición ocupa la periodoncia española en Europa?
Actualmente la SEPA, junto a las sociedades alemana, holandesa e italiana, es una de las sociedades de referencia en Europa. Es una de las más numerosas pero, sobre todo, es la más activa en proyectos e iniciativas novedosas, en la calidad de sus encuentros científicos y en su potencial de colaboración con sociedades médicas y otras instituciones.
Fruto del trabajo de todos estos años, y con el apoyo de nuestro gran embajador en Europa, el profesor Mariano Sanz, el doctor Juan Blanco, expresidente de la SEPA, es el segundo presidente español de la EFP –el primero fue el doctor Mariano Sanz–.
La SEPA, por lo tanto, está en un gran momento en el ámbito europeo. Esta candidatura tiene como uno de sus objetivos prioritarios la internacionalización de la sociedad, intentando cooperar al máximo con nuestros colegas europeos para que el mensaje de la prevención y la salud periodontal llegue a toda la profesión médica y a la población general. Creo que estamos en un momento inmejorable que, definitivamente, vamos a aprovechar.

Si quieres compartir...