Doctor Juan Manuel Seoane, cocoordinador de la Campaña de Diagnóstico Precoz del Cáncer Oral del Consejo General de Dentistas

  • 05 de Nov, 2018


¿Por qué ahora el Consejo General lanza la cuarta campaña para sensibilizar a la población sobre el cáncer oral?

Desde la primera campaña que coordinó el profesor Miguel Lucas, en el contexto de la iniciativa “Europa contra el cáncer”, el Consejo General ha mostrado su compromiso con la sociedad y la profesión. En las intervenciones previas, el Consejo General ha liderado una declaración de principios, en el seno de la FDI, como marco que compromete a la profesión en la lucha contra el cáncer oral.

En esta línea, en las campañas anteriores el esfuerzo se ha focalizado en mejorar las capacidades diagnósticas de los dentistas españoles. Así, se ha generado abundante material educativo para incrementar la capacidad de diagnóstico precoz del cáncer oral, se ha adaptado el sistema de créditos de formación continuada para actividades de lectura de artículos y se ha elaborado una “Guía de referencia” de pacientes para limitar el retraso en el diagnóstico.

Sin embargo, existe evidencia en todo el mundo, y también en España, de que el paciente contribuye ampliamente a generar demoras en el diagnóstico del cáncer oral. Por esta razón, la presente campaña 2018 de diagnóstico precoz del cáncer oral, denominada “Vigila tu boca, evita el cáncer oral”, se ha centrado en el paciente, tanto en aspectos preventivos como de reconocimiento y alerta ante esta enfermedad.

¿Qué resultados se obtuvieron en las anteriores campañas?

Las iniciativas anteriores fueron evaluadas en consonancia con los objetivos propuestos de mejorar las capacidades de los dentistas españoles en el ámbito del cáncer oral. En la campaña de 2007 se identificaron algunas limitaciones en conocimientos y actitudes preventivas. La campaña de 2009 fue diseñada para solventar esos problemas, alcanzándose mejoras significativas. En este sentido, más del 90 por ciento de los dentistas españoles revisa sistemáticamente la mucosa oral en sus actuaciones y recomienda la cesación del hábito tabáquico. Una alta proporción de los profesionales también recomienda la ingesta de frutas y verduras. Además, estudios de la profesora López Jornet (2010), cocoordinadora de la presente campaña, han demostrado que entre los dentistas españoles existe un mejor conocimiento del cáncer oral que los observados en países de nuestro entorno, como Alemania (Hertampf, 2010 ) e Italia (Colella, 2008).

¿En que consiste la nueva campaña de 2018 “Vigila tu boca, evita el cáncer oral” ?

El Consejo General de Dentistas y la Fundación Dental Española, con la colaboración del Consejo General de Farmacéuticos de España, la Asociación Española contra el Cáncer, la SEMO (Sociedad Espa­­ñola de Medicina Oral), la SECIB (Sociedad Española de Cirugía Bucal) y la SECOM (Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial), ha lanzado una campaña que comprende varias acciones. Así, consta de una plataforma dirigida al publico general (www.canceroral.es), con información asequible sobre medidas preventivas, signos de alarma e incluso testimonios como el de Mayra Gómez Kemp, cuya inestimable ayuda quiero agradecer desde aquí. También para incrementar la diseminación de este mensaje entre el público general estará disponible material informativo sobre cáncer oral, en más de 13.000 farmacias españolas. De otra parte, durante este mes de noviembre, en las consultas dentales adheridas a la campaña los ciudadanos podrán ser examinados gratuitamente y recibir información específica sobre el cáncer oral. Asimismo, durante todo el mes de septiembre y hasta el 10 de octubre ha estado disponible un curso on line gratuito para todos los dentistas que han querido inscribirse en el mismo. La participación ha sido muy alta, habiéndolo realizado cerca de 1.500 profesionales y estudiantes de Odontología.

¿En qué consiste exactamente la formación on line que se suministra a los dentistas?

Esta formación está estructurada en seis módulos que comprenden aspectos conceptuales, epidemiológicos, preventivos y de factores de riesgo, aspectos clínicos y terapéuticos sobre lesiones precursoras y sobre cáncer oral. También se recogen aspectos de diagnóstico precoz, retraso diagnóstico y cesación de hábito tabáquico.

Estos contenidos han sido elaborados sobre la base de implementar conocimientos básicos bien establecidos y útiles para todos los dentistas y sus pacientes. Incluso la evaluación de los módulos ha intentado seguir las líneas de la evaluación formativa. Este curso on line será complementado con información en un libro digital, descargable de manera gratuita desde la página del Consejo y que está siendo elaborado por una gran cantidad de profesores de la Universidad española.

¿Qué aspectos deben ser contemplados en una clínica para detectar precozmente esta patología?

En países como España, se ha demostrado que el “screening oportunista” –esto es, la exploración minuciosa de la cavidad oral durante las visitas al dentista– es lo más útil para detectar trastornos orales potencialmente malignos y cánceres orales en estadios precoces. Siguiendo este razonamiento, dar consejos preventivos, hacer exploraciones clínicas detalladas de las mucosas orales/orofaríngeas, tratar o derivar lesiones precursoras y derivar lesiones con alta sospecha de malignidad podría ser un abordaje óptimo desde las clínicas dentales.

¿Qué prevalencia tiene hoy el cáncer oral en España y cuál es nuestra situación con relación a los países de nuestro entorno? ¿Existen datos de cuántos casos se detectan precozmente en las clínicas dentales?

Desgraciadamente, los diversos registros agrupan de forma distinta las diferentes localizaciones de cáncer, incluyendo o no el cáncer de labio y, por tanto, generando datos diferentes. En cualquier caso, la incidencia en nuestro país es ligeramente superior al promedio en la Unión Europea y presenta una tasa para el cáncer de labio/oral/orofaríngeo cercana a ocho casos por 100.000 habitantes al año en varones y tres casos por 100.000 habitantes al año en mujeres. A grandes rasgos, las cifras de cáncer oral en España son las siguientes: más de la mitad de los casos se diagnostican en estadios avanzados (TNM III-IV) y la mortalidad en estos estadios puede ser superior al 80 por ciento. Por esta causa mueren anualmente en nuestro país cerca de 1.700 varones y 700 mujeres.

Respecto a la última cuestión, y a pesar de que existen estudios en curso sobre este tópico, no disponemos de datos sobre cuántos casos son detectados en las clínicas dentales. Sin embargo, intuitivamente, los dentistas, en base a su conocimiento, a su accesibilidad y al número de veces que los pacientes acuden a las clínicas dentales por cualquier motivo, parece que se encuentran en una posición de privilegio para el diagnóstico precoz de esta patología.

¿Existe un perfil definido de paciente de cáncer oral?

Sí, el paciente varón, mayor de 60 años y con los factores de riesgo clásicos –como son ser gran fumador y bebedor– constituye el prototipo del paciente de riesgo para el cáncer oral. Sin embargo, otros factores de riesgo, como son el virus del papiloma humano, las inmunodeficiencias o el padecimiento de trastornos potencialmente ma­lignos, han propiciado la aparición de otros perfiles, como son el del cáncer oral en paciente joven. En base a todo ello, es inexcusable una exploración cuidadosa en todos nuestros pacientes.

¿Qué pueden hacer los pacientes de cara a autoexplorarse y detectar precozmente una lesión que puede ser o desembocar en un cáncer?

En nuestro país, los pocos estudios disponibles informan de un escaso conocimiento del cáncer oral y sus factores de riesgo entre la población general. También sabemos que es excesivamente largo el tiempo que tardan los pacientes que se han detectado un nuevo signo o síntoma en la boca hasta que buscan ayuda profesional. En este sentido, el incrementar el grado de alerta sobre el cáncer, incluso el conocimiento de la propia boca mediante la autoexploración, pueden ser medidas positivas para acortar el tiempo hasta el diagnóstico. Sin embargo, hay que ser particularmente cautelosos en las personas con perfil hipocondríaco, para evitar sufrimiento psicológico y sobrecargas en el sistema.

Hay varios factores que se relacionan con el cáncer oral y entre ellos siempre se destaca el tabaco y el alcohol. ¿Qué indican los últimos estudios en este sentido?

Se trata de factores de riesgo muy bien conocidos. El tabaco incrementa entre siete y 14 veces el riesgo de sufrir el cáncer oral y se conocen perfectamente los carcinógenos y mutagénicos implicados en el proceso. Respecto al alcohol, los datos que genera la literatura son más inconsistentes. Parece que incrementan entre dos y cuatro veces el riesgo de aparición de cáncer oral, en relación con el tipo, la severidad y la duración de la ingesta de alcohol. También se conocen los diferentes mecanismos para generar acetaldehído y así promover la carcinogénesis oral. En cualquier caso, agradezco esta última pregunta para resaltar la importancia de promover desde la clínica una vida sin tabaco y sin alcohol (consumo moderado), y así seguir el lema de la campaña, de evitar el cáncer oral.

Si quieres compartir...