Prótesis inmediata sobre implantes “Técnica Silva-Nieto Strategic Implant”

  • Dr. Juan Antonio Martínez Silva
  • 05 de Nov, 2018

Dr. Juan Antonio Martínez Silva

Resumen

Las mejoras e innovaciones sobre la técnica Silva-KOS, unidas al progreso de la tecnología Strategic Implant®, en la que una de sus reglas exige realizar la prótesis definitiva en 72 horas, nos ha llevado a un perfeccionamiento de los procesos lo suficientemente importante para bautizar una nueva técnica: la “Técnica Silva-Nieto Strategic Implant “. Gracias a ella, podemos rehabilitar a casi cualquier paciente con carga inmediata en un tiempo récord, colocándole en el mismo acto quirúrgico una prótesis inmediata semidefinitiva de alta calidad, con una gran estética y, lo que es más importante, aumentando la seguridad del tratamiento en comparación con los métodos convencionales.

Palabras clave: Strategic Implant®, carga inmediata, prótesis inmediata, soldadura intraoral, acrílico termodeformable.

Metodos y materiales

Métodos: Strategic Implant® (IF), Técnica Silva-KOS y Técnica Silva-Nieto Strategic Implant®.

Materiales: implantes BCS® & KOS® Micro, cofias de titanio MA4 y MA5, barras de titanio (Ihde Dental AG), soldadora intraoral JoiNPlant® (Swiss & Wegman) y dentaduras termodeformables Good Fit®.

Introducción

Durante estos últimos años hemos disfrutado de las ventajas que para nosotros ha supuesto la utilización de los biomodelos de los pacientes fabricados mediante un escáner 3D. Esto suponía contar con gran parte del trabajo adelantado antes de tener al paciente sentado en el quirófano, haciendo que éste disfrutara de su dentadura en un tiempo récord. Con la práctica diaria hemos ido perfeccionando el método y todos nuestros procesos, llegando a una gran simplificación que hace aún más fácil nuestro trabajo y el del taller de prótesis. Ahora sí, gracias a esta técnica, el laboratorio nos puede construir una prótesis inmediata prácticamente in situ con una estética impecable en una sesión completa de trabajo de solamente tres o cuatro horas. Intentaremos en este artículo explicar con detalle toda nuestra forma de trabajar.

Una vez que tenemos los biomodelos del paciente en nuestras manos, intervenimos sobre ellos como si estuviéramos operando sobre el paciente, aplicando las reglas de la “implantología estratégica” ­–observando las posiciones estratégicas de oseofijación–. Cuando estamos satisfechos de la posición de nuestros implantes, mandamos al taller los biomodelos con las réplicas de los implantes colocadas en los mismos, para que nos fabrique la férula para el fresado, con cilindros de 2 mm de diámetro en cada una de las posiciones de los implantes. Esta técnica fue descrita en artículos anteriores (ver Maxillaris, 158: págs. 110-122. “Técnica Silva-KOS”).

Esta técnica nos permite realizar una cirugía para la colocación de los implantes mínimamente invasiva, precisa, rápida y limpia –por ejemplo, podemos colocar diez implantes en 30-45 minutos–.

Ejemplo de paralelización de los pilares protésicos

A partir de este momento pasamos al final del acto quirúrgico, que es donde hemos mejorado sobre todo en el tiempo para la conclusión del caso. Una vez colocados los implantes, sin importarnos la angulación de salida o la emergencia que éstos tengan, para conseguir un paralelismo adecuado los doblamos como la técnica Strategic Implant® determina, ésta es una de las características extraordinarias de este tipo de implantes de cuello doblable. Para conseguir el paralelismo de los pilares protésicos, primero intentaremos dejarlos en la boca lo más paralelos posibles y, posteriormente, utilizamos los transportadores de implantes para contrángulo (CA) del sistema, para pilar pequeño (ITWK) y para pilar grande (IT2W), de los que siempre tenemos varios en nuestra bandeja, cuyas proyecciones nos permiten tener un mejor control espacial para su paralelización mediante el doblado, hasta quedar satisfechos. Entonces, pasamos a tomar la impresión colocando los casquillos que vienen en el envase de cada implante, teniendo la precaución de ferulizarlos con composite fotopolimerizable, que nos garantizará la exactitud de la posición de las réplicas de los implantes en el modelo maestro de trabajo.

Una vez colocados los implantes, tenemos dos alternativas para la fabricación de la estructura metálica con soldadura intraoral JoiNPlant: una directa, haciendo la soldadura de los casquillos MA4 y MA5 con una barra de titanio directamente sobre los pilares, y otra indirecta sobre el modelo con los mismos materiales, lo que nos permitirá obtener una estructura metálica rígida de titanio como núcleo para la prótesis acrílica y como ferulización óptima de los implantes. En nuestro protocolo utilizamos esta segunda opción.

La fabricación inmediata de una estructura metálica rígida nos da la posibilidad de hacer un puente o una prótesis híbrida completa con excelentes resultados de resistencia y durabilidad, en un periodo de tiempo muy corto, ya que nos evita la necesidad de tener que colar o fresar la estructura.

Para este método, pasaremos la impresión al taller, que la vaciará con replicas metálicas de los implantes, pero que en vez de vaciar con yeso lo hará con una silicona de laboratorio extradura –Zetalabor (Zhermack) o similar–. Esto nos hace ganar tiempo en comparación con la espera del fraguado de yesos, es decir, cinco minutos frente a la media hora habitual como mínimo –esto nos lo enseñó el doctor Javier Franco, de la Clínica Dantea de Zaragoza–.

Otra gran aportación a la técnica es la utilización de las prótesis acrílicas termodeformables prefabricadas con resina PMMA de alto impacto (Good Fit®), junto con la resina fotopolimerizable para rebases Triad (Densply Sirona). Primero, calentamos la prótesis Good Fit® en agua y la vamos adaptando a nuestro modelo una y otra vez hasta conseguir el ajuste adecuado.

Con todo esto nos vamos a la boca del paciente y rebasamos todo el sistema (la estructura metálica, con los casquillos MA4/MA5 y la barra de titanio soldada junto con la prótesis acrílica) con la resina fotopolimerizable Triad. Después de endurecido el conjunto con luz, lo sacamos de la boca y lo devolvemos al taller para su pulido.

Discusiones y conclusiones

Esta técnica es la suma del método “Strategic Implant®”, desarrollado por el doctor Stefan Ihde y cols. en la International Implant Foundation (IF), y nuestro método rehabilitador “Silva-Nieto Strategic Implant”.

Con el método “Strategic Implant®”, prácticamente todos los pacientes son aptos para el tratamiento implantológico, no existiendo ni los criterios de selección, ni la necesidad de realizar injertos o aumentos óseos, imprescindibles en la implantología convencional. Además, nos permite la rehabilitación de las zonas distales sin la necesidad de producir cantilevers o arcadas reducidas.

Gracias a la utilización del doblado de los cuellos de los implantes, paralelizando los pilares protésicos, y al método rehabilitador “Silva-Nieto Strategic Implant”, que aporta una ferulización rígida debido a la soldadora intraoral y a las nuevas prótesis de resinas termodeformables, se puede rehabilitar inmediatamente a casi todos los pacientes.

Aplicando esta técnica, hemos operado en unas tres horas una arcada con cirugía mínimamente invasiva, colocando diez implantes y una prótesis híbrida inmediata semipermanente de alta calidad, con gran ajuste y estética.

Todo ello supone, con una mayor seguridad del tratamiento y una estética plenamente satisfactoria, un ahorro considerable de visitas y molestias para el paciente. Para la clínica, representa una optimización de la relación tiempo/beneficio, pudiendo ofertar este tipo de tratamientos a un mayor número de pacientes.

> AVANCE DEL ARTÍCULO. Para poder descargártelo completo en PDF pulsa aquí.

Si quieres compartir...