Corticotomía. A propósito de un caso Calidad, regeneración y velocidad con la técnica de modificación del CDOP

  • 01 de Mar, 2019

Introducción
En la práctica clínica los ortodoncistas se enfrentan a diferentes situaciones estructurales que, de alguna manera, condicionan o limitan el plan de tratamiento previsto. Los protocolos de diagnóstico, en términos generales, nos permiten identificar los conflictos de nuestros pacientes y nos ayudan a organizar los recursos terapéuticos en busca de satisfacer todas las demandas del caso.
Más allá de los compromisos dentarios, los apiñamientos, la ausencia de piezas o las alteraciones de tamaño y de forma, las características alveolares y las anomalías esqueléticas pueden transformar a cualquier paciente en un compendio de defectos difíciles de entender y resolver.
Los tratamientos serán de mayor o menor envergadura dependiendo de la cantidad de alteraciones y su compromiso a nivel dentario, alveolar, esquelético y estético.
El ortodoncista debe organizar el flujo de las opciones terapéuticas y establecer la cronología de su aplicación en busca de la optimización del tratamiento. Con todo ello, debe administrar el tiempo del tratamiento, cuestión extremadamente sensible para el paciente. Por mucho que la tecnología y la investigación nos aporten nuevos materiales —en particular las aleaciones de los arcos, que nos permiten la generación de fuerzas continuas y ligeras y un trato más delicado en la respuesta periodontal—, el proceso biológico del movimiento dentario continúa siendo lento. Los tratamientos de ortodoncia son largos en el tiempo y lentos en velocidad.
Si, además, los tejidos de soporte —léase tejido óseo alveolar y tejidos blandos— son finos y/o débiles, como resultados de procesos traumáticos, inflamatorios o infecciosos, la respuesta de estos al intento de movimiento dentario puede producir reabsorciones de tablas vestibulares, recesiones gingivales severas y reabsorciones apicales.

> AVANCE DEL ARTÍCULO. Para poder descargártelo completo en PDF pulsa aquí.

Si quieres compartir...