Ventajas del plan de tratamiento digital en la rehabilitación oral

  • Doctor Santiago Jané Ceballos
  • 01 de Jul, 2019

Doctor Santiago Jané Ceballos

Introducción

Una paciente de 70 años, con antecedentes médicos de depresión (ASA II), se presenta en la clínica con el deseo de mejorar su sonrisa y masticar mejor (fig. 1). Durante la exploración extraoral podemos empezar a imaginar en qué dirección va a ir el caso y las limitaciones que nos encontraremos. Llama la atención un marco de sonrisa asimétrico, qué dificultará establecer unas curvas de sonrisa correctas; la falta de dientes en amplios sectores de maxilar y mandíbula, con una sonrisa alta que no permitirán esconder los futuros márgenes protésicos detrás de los labios; la presencia de diastemas generalizados con una forma y un tamaño anormales de los dientes debido a desgastes y caries; márgenes gingivales asimétricos y una deficiencia del reborde alveolar inferior derecho (clase III Seibert), que provoca un gran espacio restaurador. La línea media maxilar coincide con la línea media facial; a grandes rasgos, el borde incisal de los incisivos centrales superiores y el plano oclusal que se distingue de 1.3 a 2.3 parecen aceptables y podemos tomarlos como referencia para desarrollar el nuevo plano restaurador (fig. 2).

Tras la exploración intraoral (fig. 3), radiológica (figs. 4 a 6) y oclusal (fig. 7), observamos que la paciente presenta: edentulismo parcial, caries y desgastes generalizados; periodontitis crónica moderada localizada en 3.7; implantes en 1.4 y 2.6 con una angulación y una posición incorrectas, así como con espiras coronales expuestas; necrosis pulpar con periodontitis apical en 2.1, 3.7 y 3.1, y sobremordida del 100% sin contactos oclusales estables, con una necesidad de aumento de la dimensión vertical que la sitúa en un valor tipo IV en la clasificación de la ACP (American College of Prosthodontists).

Con un pronóstico cuestionable en la mayoría de los dientes e implantes que quedan en la boca, el plan de tratamiento preliminar consiste en la extracción completa, salvo el implante en 1.6, seguida de una rehabilitación sobre implantes. A estas alturas, falta información para decidir si será necesario que el tipo de restauración que utilicemos simule tejido rosa o solo dientes.

 

 

 

> AVANCE DEL ARTÍCULO. Para poder descargártelo completo en PDF pulsa aquí.

Si quieres compartir...