Diagnóstico y planificación digital interdisciplinar. A propósito de un caso de ortodoncia y conservadora

  • 06 de Oct, 2020

Introducción

A día de hoy, nuestra profesión se ve en el compromiso de practicar una Odontología vanguardista que se encuentra enmarcada en el desarrollo digital. Para ello, podemos utilizar un gran número de recursos diagnósticos y terapéuticos de cara a satisfacer los objetivos tanto funcionales como estéticos en nuestros pacientes.

La posibilidad de digitalizar al paciente en tres dimensiones (3D) es una realidad y esto permite un diagnóstico y una planificación tridimensionales completas. Esta revolución diagnóstica posibilita ganar tiempo durante el tratamiento y, lo que es más importante, podemos ser más predecibles que con las metodologías analógicas debido a la mayor integración facial. La fusión de registros 2D y 3D nos permite diseñar nuestro tratamiento a partir de referencias faciales, mejorando la comunicación dentro del equipo interdisciplinar e incluso con nuestro paciente. La planificación digital es aplicable en prótesis, periodoncia, ortodoncia, cirugía ortognática, implantología y odontología estética.

Con esta metodología, los equipos pueden establecer una “comunicación asincrónica”, es decir, los profesionales implicados pueden interactuar sin necesidad de encuentros presenciales, lo que agiliza mucho la toma de decisiones.

Esta evolución en la forma de trabajar de los equipos interdisciplinares implica una mayor dedicación de tiempo al diagnóstico en detrimento de la ejecución en sí misma, lo cual constituye un cambio de paradigma en la odontología contemporánea. A continuación, vamos a presentar un caso clínico basado en el diagnóstico y la planificación digital interdisciplinar.

Para acceder a los contenidos de esta página debes ser suscriptor.

Si quieres compartir...