Más de 500 profesionales asisten a la 60 Reunión Anual de la sociedad, en Islantilla (Huelva)

La SEDO confirma el gran beneficio que tendría la creación de la especialidad de ortodoncia para profesionales y pacientes

  • 01 de Jul, 2014

La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) celebró en Islantilla, entre los días 5 y 7 de junio, su sexuagésima reunión anual, a la que asistieron más de 500 profesionales, casi la mitad de ellos estudiantes de posgrado, y casi la mitad también miembros de la sociedad. El programa científico contó para la ocasión con la intervención de nueve expertos extranjeros y una docena de especialistas de nuestro país. Se presentaron, además, 14 casos clínicos, 20 primeras comunicaciones, 38 comunicaciones orales y 86 pósteres. La SEDO también organizó un curso precongreso los días 4 y 5 (“Integración de ortodoncia y periodoncia”), que contó con 168 inscritos.

 
El doctor Ángel Alonso Tosso, presidente de la SEDO, destacó que el congreso ha servido, entre otras cosas, para constatar que la ortodoncia actual “ha evolucionado mucho, y cada día se requiere un mayor grado de formación para el ortodoncista. La SEDO, por ello, considera esencial el aprendizaje reglado de los futuros profesionales, para que en España exista una ortodoncia de calidad”. Tal como apuntó en este sentido el presidente de la sociedad, “lo importante es que el ortodoncista esté capacitado para diagnosticar los casos, lo que requiere amplios conocimientos de anatomía, crecimiento, oclusión y fisiología orofacial; y para tratar adecuadamente a cada paciente, independientemente de la técnica o la prescripción de brackets que utilice”. Algo que, para el doctor Tosso, reafirma la necesidad de reconocer esta especialidad: “La creación de la especialidad de ortodoncia en España supondría un gran beneficio para la población y los profesionales que la ejercen, como ocurre en el resto de Europa”.
 
Sobre el desarrollo del congreso, el presidente de la SEDO alabó el nivel científico de todos los conferenciantes y ponentes. A los jóvenes ortodoncistas, según apuntó, le han interesado especialmente los temas y las conferencias con aplicación clínica, “ya que tratan sobre problemas y decisiones a las que se enfrentan cada día en sus consultas”.
 
La SEDO contó para su congreso con la participación de la industria, que estuvo representada en los 22 stands comerciales, las tres mesas expositoras y las cuatro empresas colaboradoras (entre ellas, la revista Maxillaris). Este año también se organizó un “aula comercial”, en la que las empresas de ortodoncia presentaron sus productos y novedades. El congreso, presidido por el doctor Llamas Carrera, contó con diversos actos sociales que fueron del agrado de los asistentes y se cerró con la habitual cena de clausura, que en esta ocasión tuvo lugar en una típica hacienda andaluza.
 
Pie de foto: Imagen de la Junta Directiva de la SEDO durante la asamblea celebrada en el congreso.

 

Si quieres compartir...