El 39º Congreso de la AEDE supera por primera vez los 1.000 asistentes

  • Los doctores Miguel Miñana (izquierda) y Alberto Sierra, presidentes de la AEDE y del congreso, respectivamente.
  • 03 de Dic, 2018

“A través de una oferta científica fundamentada en la gran calidad y en su adaptación a las necesidades y expectativas de los profesionales, hemos logrado un récord histórico de asistencia a un congreso de la AEDE con más de 1.000 inscritos” afirmaba a Maxillaris el doctor Alberto Sierra, presidente del 39o Congreso Nacional de Endodoncia, celebrado en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga entre los días 1 y 3 de noviembre. Como indica el máximo responsable de la reunión, nunca se planteó llegar a esta cifra per se, sino sobre todo para satisfacer las necesidades formativas de los congresistas, “todo el comité organizador ha trabajado pensando en la utilidad que una cita de este tipo debe tener para el profesional. Con esta meta se plantearon exposiciones científicas de corta duración con ponentes de primer nivel –porque es mucho más interesante ver muchos temas bajo diferentes puntos de vista–, talleres prácticos de gran valor y un curso precongreso dictado por el doctor Yoshitsugu Terauchi”. Este profesor de la Tokyo Medical & Dental University mostró su innovador método para extraer instrumentos separados mediante una técnica mínimamente invasiva. Además, impartió dos talleres clínicos en los que orientó a los asistentes en su puesta en práctica.

El programa científico incluyó 42 ponentes, entre ellos figuraron los doctores Martin Trope, Pierre Matchtou, Arman Gazi, Aníbal R. Diógenes, Marc Semper, Shanon Patel, Antonis Chaniotis, Guillaume Jouanny, Christos Boutsiakis, Damiano Pascualini, Ghassan Yared, Sérgio André Quaresma y Uwe Radmadcher, que ofrecieron un amplio recorrido por los avances, las técnicas y las tecnologías más novedosas. En cuanto a la oferta de talleres clínicos, se contó con los doctores Martin Trope, Hugo Sousa, Borja Zaba­legui, José María Malfaz, Roberto Aza, Ghassan Yared y Antonis Chaniotis, además del ya mencionado Terauchi.

Asimismo, la cita dispuso de una zona de exposición comercial en la que estuvieron presentes las principales compañías del sector de la endodoncia, “pero más allá de los stands, la industria estuvo participando en todo momento en el congreso, bien organizando sus propios talleres o colaborando en otras sesiones prácticas. Una reunión de este tipo no se puede organizar sin el apoyo de la industria y, además, tenemos muy presente que es una parte fundamental para el progreso de la Odontología”, aseguró el doctor Sierra.

El 39 Congreso Nacional de la Asociación Española de Endodoncia, el primero del doctor Miguel Miñana como presidente de la sociedad, se planteó por supuesto para los profesionales con dedicación exclusiva a esta disciplina, pero también para todos aquellos que tienen inquietud por ella o entienden la endodoncia desde un enfoque multidisciplinar. “Nos interesa mucho transmitir la idea de lo que la endodoncia puede hacer ­–afirmaba el doctor Alberto Sierra–. Durante el congreso hemos recordado que nosotros restablecemos la función salvando dientes, pero no nos quedamos ahí, también hemos abordado cómo deben actuar otros profesionales sobre dientes endodonciados, cómo afrontar los traumatismos –que siempre son una urgencia y exigen actuar con ideas claras–, o qué hacer en situaciones límite. Es fundamental que tanto los endodoncistas como los profesionales generales o de otras disciplinas sepamos cómo trabajar en nuestro día a día bajo un enfoque interdisciplinar”.

Asimismo, la reunión también contempló los conceptos legales y de atención al paciente que cada día están más presentes en las consultas. “Aunque somos clínicos y los tratamientos son nuestra prioridad, no podemos pasar por alto otros aspectos también básicos en nuestro ejercicio, tales como las cuestiones legales, qué implicación tiene referir al paciente a otros profesionales, las novedades empresariales, la fidelización de los pacientes, etcétera”, señaló el doctor Alberto Sierra.

Al Palacio de Congresos y Ferias de Málaga acudieron tanto profesionales veteranos como otros más jóvenes, todos ellos con el mismo afán de adquirir una formación de calidad. “La reunión es apta para todas las franjas de edad, pero no podemos negar que en nuestro congreso, como en otros muchos, cada vez tenemos un público más joven, lo que nos lleva a un alto nivel de exigencia cualitativa, porque los nuevos graduados están plenamente al día y nos reclaman lo último. Su entorno es muy competitivo y requieren la mejor formación”, apuntó el presidente del congreso. Para facilitar la asistencia al congreso, la Junta de Gobierno de la AEDE, encabezada por el doctor Miguel Miñana, ha emprendido una línea de abaratamiento de las tarifas de la reunión, “porque somos entidades sin ánimo de lucro y nuestro fin último es facilitar la formación y que el profesional salga contento de nuestro congreso”, remarcó el doctor Sierra.

Un considerable número de asistentes participó en los concursos de comunicaciones. En este sentido, se presentaron 36 comunicaciones científicas, otras tantas de casos clínicos y un alto número de presentaciones en formato póster. “Hemos contado con tres jurados externos para la valoración de las propuestas y aunque el premio es un incentivo indudable, lo realmente importante es participar. Siempre he considerado que tener la posibilidad de exponer en un congreso nacional ya es un premio en sí mismo”, afirmó el presidente del congreso. El Premio Pedro Badanelli Marcano a la mejor comunicación oral clínica fue para Sara Abizanda Guillén, por su trabajo ‘Regeneración pulpar y rehabilitación estética de un 2.1 con ápice abierto’; mientras que el Premio Arturo Martínez Berná a la mejor comunicación oral de investigación lo recogió Francisco Javier Rodríguez Lozano, por su presentación titulada: ‘Efectos biológicos de MTA Repair HP y ProRoot MTA tras ser expuestos a diferentes pH sobre células madre de ligamento periodontal’. En el apartado de pósteres, el Premio Rafael Miñana Laliga al mejor póster de investigación se concedió a Matilde Ruiz Linares, por el trabajo ‘Actividad antibiofilm de selladores endodónticos’, y en la categoría de mejor póster clínico fue premiado ‘Uso del movimiento reciprocante para el glidepath en casos con grandes curvaturas’, presentado por Carlos Amundarain. Asimismo, se entregaron galardones de la revista Endodoncia y se concedieron las Becas AEDE, dotadas de 1.500 euros y la inscripción en el congreso, para alumnos de grado y posgrado.

En la parte institucional, hay que remarcar que el congreso fue inaugurado oficialmente por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Además, en este acto también intervino el doctor António Ginjeira, presidente de la Sociedade Portuguesa de Endodontologia (SPE), invitada a participar por primera vez en un congreso de la AEDE.

La edición del año próximo, se celebrará en Valencia bajo la presidencia de la doctora Amelia Almenar.

Si quieres compartir...