El estudio DiabetRisk para evaluar un protocolo de detección de diabetes en la consulta dental espera completar el reclutamiento de pacientes a finales de año

  • 03 de Dic, 2018

El estudio DiabetRisk, auspiciado por el grupo de investigación de Etiología y Terapéutica de las Enfermedades Periodontales (ETEP, Universidad Complutense de Madrid), la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Fundación SEPA, trata de demostrar cómo un sencillo protocolo, aplicado en el ámbito de la consulta dental a personas que acuden a estos centros por cualquier motivo de salud bucodental, podría ayudar a detectar precozmente la diabetes en miles de personas cada año en España. Se trata de una iniciativa pionera a escala mundial que ha logrado implicar a casi 40 clínicas odontológicas españolas privadas y que espera cumplir ahora su primer objetivo de reclutar a un millar de pacientes antes del 31 de este mes.

El infradiagnóstico de la diabetes y de su estadio anterior (la prediabetes) es uno de los principales problemas en la actualidad en el abordaje de esta enfermedad. Con DiabetRisk se busca evaluar, en una situación de práctica clínica real en la consulta dental, la eficacia de un protocolo de evaluación del riesgo de diabetes o prediabetes no diagnosticadas. La investigación, que se realiza en la Red de Clínicas de Investigación de la SEPA, con el apoyo de Sunstar Gum, ha realizado hasta el momento un cribado de 766 pacientes y, de ellos, 559 cumplieron los criterios de inclusión. Los pacientes que presentaron valores de hemoglobina glicosilada de al menos el 5,7% (característicos de prediabetes o diabetes) han sido referidos a su médico de atención primaria para confirmar o no este diagnóstico.

Como explica el doctor Eduardo Montero, investigador del grupo ETEP y coordinador del estudio, “detectar pacientes con algún trastorno del control glucémico en la clínica dental podría tener implicaciones en términos de salud pública que serían enormes”. Las estimaciones sobre los beneficios teóricos que podría aportar el seguimiento de este protocolo son muy optimistas. “Simplemente si aplicando este protocolo cada dentista de España identificara un solo paciente al año que tiene diabetes y no lo sabe, la odontología española contribuiría al diagnóstico precoz de diabetes en más de treinta mil personas cada año”, asegura el doctor David Herrera, investigador principal del programa. De hecho, según los coordinadores del estudio DiabetRisk, “si se termina confirmando la eficacia de este protocolo, esto debería hacer reflexionar a las autoridades sanitarias sobre la importancia real de la práctica odontológica y periodontal en la prevención y detección de enfermedades como la diabetes”.

El protocolo que se está aplicando se compone de dos evaluaciones: el FindRisc y el examen periodontal básico (EPB), que son test muy sencillos y rápidos que permiten hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes y de la salud periodontal, respectivamente. El FindRisc es un cuestionario de referencia a escala mundial que consiste en una serie de preguntas como la edad, el consumo de frutas y verduras, el ejercicio físico o los antecedentes familiares de diabetes, cuya utilidad en el diagnóstico de diabetes no conocida ha sido validada en diferentes poblaciones. Por su parte, el EPB es un índice útil a la hora de evaluar las necesidades de tratamiento periodontal de la población.

Si quieres compartir...