Detenidos los fundadores de iDental acusados de pertenencia a una organización criminal, estafa continuada y blanqueo de capitales

  • El doctor Óscar Castro advierte de que si no se toman medidas, pueden aparecer otros escándalos similares al de iDental.
  • 30 de Ene, 2019

A mediados del mes de enero la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional detuvo a 14 personas acusadas de estar relacionadas con un fraude de 60 millones de euros y en el que estaban implicados dos fundadores de las clínicas iDental: Antonio Javier García Pellicer, que residía en el Reino Unido, y Vicente Castañer Blasco.

Según la información difundida por la Dirección General de la Policía, la operación conllevó la realización de detenciones y registros en A Coruña, Alicante, Madrid, Murcia, Granada y Girona por orden del juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que instruye el caso iDental. A los detenidos se les imputa delitos de administración fraudulenta, pertenencia a organización criminal, estafa continuada, apropiación indebida, alzamiento de bienes, falsedad documental y blanqueo de capitales.

A raíz de la investigación realizada del fraude de iDental, se ha descubierto que los detenidos habían creado una estructura societaria destinada a captar inversiones dirigida a compañías con problemas financieros para reflotarlas, pero ocultaban la inviabilidad económica de estas empresas y, en realidad, desviaban el dinero para su enriquecimiento personal. La organización descapitalizaba progresivamente las empresas y ocultaba el destino final del dinero a través de un entramado de testaferros y sociedades pantalla. Se estima que las cantidades defraudadas pueden alcanzar los 60 millones de euros.

El fraude se extendía a la actividad de las clínicas de iDental, en las que supuestamente engañaban a los pacientes con la contratación de préstamos para la financiación de sus tratamientos dentales. Los presupuestos de las clínicas se inflaban para luego aplicar descuentos de hasta el 80%.

El doctor Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas, mostró su satisfacción por la “excelente actuación de la UDEF y de la Audiencia Nacional en la investigación del caso”, pero alertó de que en nuestro país “se siguen expandiendo muchas clínicas dentales corporativas con la misma estructura que iDental, por lo que podrían repetirse situaciones similares que dejarían miles de damnificados”. Según explicaba, se trata de centros “que generalmente están en manos de empresarios ajenos a la Odontología y que anteponen su interés económico a la salud”.

El presidente del Consejo destaca que estas clínicas corporativas son “sociedades mercantilistas a las que, a su vez, se asocian otras microempresas” y que, al no estar dirigidas por dentistas, “escapan al control de los colegios oficiales de dentistas”. En este sentido, el doctor Castro volvía a hacer un llamamiento para que tomen parte en este asunto las autoridades económicas y financieras competentes, “quienes deberían adoptar las medidas necesarias para que los especuladores y fondos buitre no tuvieran cabida en el ámbito sanitario, puesto que la salud se ha convertido en una burbuja similar a la inmobiliaria y está teniendo efectos devastadores en las personas más desfavorecidas”. 

Aclaración de un reportaje de La Sexta

Poco después de la detención de los fundadores de iDental, el programa de televisión Equipo de Investigación (La Sexta) emitía el reportaje titulado “Escándalo iDental”, tras lo cual el Consejo General de Dentistas emitió una nota para aclarar la postura de la organización colegial en relación a este caso y “disipar cualquier tipo de dudas”.

Según se explica desde el Consejo General, las declaraciones que se emitieron del doctor Óscar Castro, presidente de la entidad, estaban descontextualizadas, pues correspondían a una entrevista que se realizó en octubre, cuando la Audiencia Nacional todavía no había involucrado en el procedimiento como investigados a Antonio Javier García Pellicer y Vicente Castañer Blasco, fundadores de iDental.

Desde el Consejo General se considera que la edición de la entrevista, que tuvo dos horas de duración, no fue “apropiada”, puesto que los cortes de algunas frases pronunciadas por el doctor Castro “llevan a la confusión del espectador”. Así, a raíz de los problemas que se han identificado en la edición de la entrevista al doctor Castro, el Consejo General de Dentistas se vio en la obligación de aclarar algunos puntos.

El primero de ellos era recordar que la organización colegial de los dentistas es contraria a cualquier empresa o particular “que utilice publicidad engañosa con el fin de atraer pacientes, priorizando su interés económico sobre la salud de las personas, y que no vele por los derechos de sus trabajadores, como ocurría con iDental”. El Consejo también dejaba claro que desde 2015 los colegios y el mismo Consejo General han comunicado en numerosas ocasiones a las administraciones central y autonómicas, y a los representantes de los partidos políticos, lo que sucedía en las clínicas iDental, pues estas administraciones son “quienes tienen competencias para investigarlas y sancionarlas”.

El Consejo General volvía a señalar que no tiene ninguna competencia ni responsabilidad en el control de las clínicas dentales, y que los colegios de dentistas solo pueden abrir expedientes informativos y sancionadores a colegiados en el ámbito de los códigos deontológicos, pero no contra las sociedades mercantiles o las clínicas en las que trabajan los dentistas. Tampoco pueden decretar la existencia de mala praxis profesional, ni pronunciarse sobre la existencia de responsabilidades civiles por parte de los dentistas, ni fijar indemnizaciones a favor de los pacientes, algo que es competencia de los tribunales de justicia. “Por nuestra parte”, se destaca desde el Consejo General, “hemos hecho todo lo que nos permite la normativa vigente y, por supuesto, hemos mostrado nuestra entera disposición a la Justicia para que los culpables paguen por lo que han hecho e indemnicen a las víctimas”.

Si quieres compartir...