Expertos de la Federación Europea de Periodoncia (EFP) y de la Federación Mundial del Corazón (WHF) se reúnen en Madrid en el Workshop de Perio y Cardio 2019

Odontólogos y cardiólogos acuerdan consensuar recomendaciones sobre salud periodontal y enfermedad cardiaca

  • El doctor Mariano Sanz presidió el workshop por parte de la Federación Europea de Periodoncia (EFP).
  • 01 de Mar, 2019

Los expertos en Odontología y Cardiología publicarán recomendaciones conjuntas para los profesionales médicos y de salud oral, así como para pacientes. Esta fue una de las bases sobre las que se desarrolló el Workshop de Perio y Cardio 2019, celebrado en Madrid los días 18 y 19 de febrero y en el que participaron una veintena de representantes de la Federación Europea de Periodoncia (EFP) y de la Federación Mundial del Corazón (WHF). Estas recomendaciones tendrán en cuenta los últimos descubrimientos científicos que vinculan la periodontitis con las patologías cardiovasculares.
En este momento, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, mientras que la periodontitis grave es la sexta condición crónica más común. Según recordó el doctor Mariano Sanz, patrono de la Fundación SEPA y presidente del encuentro por parte de la EFP, “la reunión tuvo como objetivo prioritario poner de manifiesto cómo la salud periodontal puede influir en el riesgo cardiovascular”. En este sentido, el doctor Sanz remarcó: “Durante los últimos 20 años se ha reunido una gran cantidad de evidencia científica que vincula la periodontitis y las enfermedades cardiovasculares”. En estos momentos se conoce que las personas con periodontitis severa tienen un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, especialmente si han sufrido un episodio cardiovascular previo. En este sentido, se ha confirmado, por ejemplo, que las bacterias de la boca promueven el desarrollo de placas ateroscleróticas; además, la periodontitis grave conduce a inflamación en todo el cuerpo, lo que aumenta la gravedad de las placas ateroscleróticas, bloqueando o reduciendo el flujo sanguíneo arterial. “Ahora sabemos –explicó el doctor Sanz– que el tratamiento periodontal reduce la inflamación sistémica y otros factores asociados indirectamente con el desarrollo de la aterosclerosis; por ello, esperamos alcanzar un consenso sobre el valor de la salud periodontal en la reducción del riesgo cardiovascular, especialmente en pacientes que ya han tenido un episodio cardiovascular”.
Por su parte, el profesor Pablo Perel, asesor científico de la WHF, señaló que “la prevención es un área descuidada en las enfermedades cardiovasculares”, y manifestó que su deseo es que “con esta reunión se establezcan recomendaciones basadas en la evidencia en relación con la salud cardiovascular y la salud periodontal”.

Si quieres compartir...