La jornada de primavera de SESPO recuerda que la salud oral sigue siendo “la gran olvidada” del Sistema Nacional de Salud

  • De izquierda a derecha, el doctor Jesús Rueda, la ministra María Luisa Carcedo y el doctor Óscar Castro.
  • 11 de Jun, 2019

La Sociedad Española de Epidemiología y Salud Pública Oral (SESPO) organizó el viernes 7 de junio en Madrid la jornada de primavera “Alianza por un futuro libre de caries”, donde se reunieron reconocidos profesionales expertos en salud oral pública para hablar sobre una de las enfermedades bucodentales más prevalentes. El encuentro contó durante su clausura con la presencia de María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, y el doctor Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, además del doctor Jesús Rueda, presidente de SESPO.
Durante su intervención en el cierre del encuentro, el doctor Rueda destacó que el riesgo de sufrir de caries se concentra sobre todo en la población más vulnerable, motivo por el que defendió “ampliar la cobertura pública de prestaciones que hoy son deficitarias priorizando, según criterios de equidad, aquellos procesos que por su prevalencia y carácter ineludible provocan un mayor acercamiento al sector privado”.

El doctor Castro, en su turno, subrayó que la salud oral sigue siendo “la gran olvidada” en el marco de un sistema nacional de salud de muy alto nivel como el español, lo que da lugar una “importante merma en la calidad de vida de muchos españoles”. “Desde el Consejo de Dentistas hemos trasladado a los principales partidos políticos nuestros análisis y las posibles soluciones que proponemos”, explicó, entre las que destaca el ofrecer “una solución urgente a determinados colectivos claramente prioritarios: la población infantil, los discapacitados y los adultos mayores”.
El presidente de los dentistas puntualizó que, aunque se han producido grandes avances con la población infantil a través de la implantación progresiva de los programas de atención dental infantil (PADI), quedan muchos esfuerzos para conseguir la equidad entre todas las comunidades autónomas: “Además del conocido efecto del código genético en los procesos orales, en nuestro país se añade el efecto código postal para ilustrar estas desigualdades”, señaló. Abogó por la creación de un servicio dental comunitario que pudiese coordinar las acciones a nivel nacional, respetando las transferencias autonómicas a la vez que incorporando medidas que disminuyan las grandes diferencias interterritoriales existentes en la actualidad.


En este contexto, el doctor Castro también insistió, junto con otras demandas habituales del sector, en la necesidad de crear especialidades en Odontología, como cirugía bucal, odontopediatría, ortodoncia y odontología familiar y comunitaria, puesto que ayudarían a la plena integración de la profesión en la atención primaria.
María Luisa Carcedo, por su parte, afirmó que el Gobierno seguirá avanzando en la prevención de la caries. “La salud bucodental es un indicador clave de la salud general, del bienestar y de la calidad de vida, no debe ser un indicador de clase social”, señaló, para asegurar a continuación: “Tenemos mucha tarea por delante, pero iremos incluyendo de forma progresiva las prestaciones y servicios de salud oral en la cartera de servicios del sistema nacional de salud”.

Si quieres compartir...