Casi 1.000 investigadores de primer nivel se reúnen en Madrid en el congreso CED-IADR

  • El doctor David Herrera presidió el congreso CED-IADR.
  • 04 de Oct, 2019

La IADR es una entidad de origen estadounidense que todos los años celebra su congreso mundial, pero también las diferentes divisiones geográficas desarrollan su encuentro, como en este caso la delegación de Europa Continental a la que se sumó la delegación de Escandinavia. En Madrid participaron profesionales de prácticamente todos los países europeos, pero también de Estados Unidos, Egipto, Singapur, Corea o Latinoamérica. “Estoy realmente satisfecho porque la respuesta ha sido magnífica y además hemos logrado que 200 asistentes sean españoles, lo que significa todo un éxito”, apuntó el presidente del congreso, el doctor David Herrera. Para la divulgación de la cita y la propia organización del congreso se contó con la colaboración de dos universidades: la Complutense de Madrid y UIC Barcelona, así como del Colegio de Dentistas de la I Región (COEM) y las sociedades científicas SEPA, SEMO y SEOC. Estas últimas realizaron sesiones clínicas específicas para reflejar cómo llega la investigación a las consultas.

Entre los asistentes hubo una alta representación de profesionales vinculados al mundo de la Universidad, pero también de la industria, “lógicamente, la mayor parte de la investigación se hace en la Universidad y por eso mismo el mayor porcentaje de asistentes corresponde a los académicos, pero también hay representación de centros de investigación de empresas, muchos ingenieros, biólogos, etcétera”, confirmó al presidente de la cita.

Este encuentro de carácter multidisciplinar sirvió para reflejar cómo será el futuro clínico-científico de la Odontología. El congreso abarcó todas las disciplinas odontológicas, “pero especialmente fue numerosa la aportación de investigaciones en las áreas de Materiales Dentales y Periodoncia, que son dos áreas transversales por su propia naturaleza: la de materiales afecta a todos –ortodoncia, conservadora, implantología, etcétera– y periodoncia tiene una gran parte de ciencia básica”, señaló el doctor David Herrera.

Técnicas ómicas

Aunque toda la revolución digital está propiciando el avance en las diferentes vertientes de la Odontología, el doctor Herrera destacó los importantes logros que se están consiguiendo en las áreas de microbiología e inmunología por las técnicas ómicas, que llegaron hace unos años y han avanzado mucho. “Te permiten saber mucho del paciente. No son fáciles de interpretar, pero ahora ya nos dan la posibilidad de analizar un gran volumen de muestras de manera rápida y eso va a tener mucho impacto a todos los niveles. A la consulta aún tardarán unos años en llegar, pero poco a poco veremos muchos avances en el conocimiento de la patología del paciente. En 10 años las utilizaremos en las clínicas, se individualizará al paciente y haremos tratamientos más personalizados”, explicó el doctor Herrera.

De una manera u otra, en la cita CED-IADR se apreció cómo los proyectos de investigación mejorarán en el corto-medio plazo tanto la profesión odontológica como la atención recibida por los pacientes, pero para que eso sea una realidad hace falta financiación, cuestión que en España se convierte en un problema. “En el contexto europeo la dedicación a la investigación de primer nivel es buena, pero los proyectos más potentes solo se pueden hacer si hay dinero público detrás. La mayoría de los países representados en el congreso destinan fondos públicos a la Odontología, pero España no está en esa línea, aquí competimos con Medicina o Farmacia en el mismo nivel y las autoridades políticas casi siempre se decantan por otras áreas. En mi opinión, habría que investigar en todos los campos sin desmerecer ninguno; como estamos viendo la salud oral tiene repercusión en la salud general”, concluyó el doctor David Herrera.

Si quieres compartir...