La ortodoncia multidisciplinar reúne a 1.500 asistentes en el sexto Simposio Internacional de Ortodoncia

  • 05 de Mar, 2020

El Simposio Internacional de Ortodoncia by Alberto Albaladejo, cuya sexta edición se desarrolló en Madrid del 6 al 8 de febrero, ofreció a sus más de 1.500 asistentes una visión global e integral de la ortodoncia a través de un programa científico basado en la ortodoncia multidisciplinar. Como afirmó el doctor Alberto Albaladejo a MAXILLARIS, “cada vez tenemos más pacientes adultos en nuestras consultas y generalmente sus casos no se suelen resolver solo con ortodoncia, por lo que también se realizan tratamientos de periodoncia, cirugía de implantes o estética. Trabajar en equipo está a la orden del día para terminar los casos de la mejor manera”. Así, a lo largo de los tres días se llevaron a cabo diferentes sesiones en la que se vinculó la ortodoncia con otras especialidades odontológicas, explicando cómo conviven y qué ventajas tiene esta manera de actuar. “Nuestro foco siempre está en el paciente ortodóncico, pero debemos aprender a comunicarnos con otros profesionales. En un congreso como el nuestro se recibe esa formación extra para comprender cómo trabajar en equipos multidisciplinares”, detalló el doctor Albaladejo.

Con esta perspectiva, en el congreso se dieron cita ortodoncistas exclusivos, dentistas generales con interés y formación en ortodoncia y estudiantes de posgrados, pero también cirujanos, prostodoncistas y expertos en rehabilitación. Junto al programa principal, la cita contó con dos cursos ofrecidos por los doctores David Sarver y Waddah Sabouni, sobre estética y alineadores, respectivamente. También en esta línea de hacer un congreso más completo y diverso, se desarrolló un curso de la Sociedad Española de Medicina Dental del Sueño y se programó una sesión para los higienistas dentales, “para ello, contamos con profesores universitarios de ortodoncia porque queremos tratar a este colectivo de higienistas dentales con el máximo respeto. Ellos no reciben formación de ortodoncia en sus ciclos formativos y, por tanto, se forman en las propias clínicas, por eso es interesante que acudan a nuestro congreso y adquieran conocimientos para su día a día”, afirmó el presidente del simposio.

Durante la cita se abordaron las diferentes soluciones ortodóncicas sin preferencias por unas u otras, desde los brackets convencionales hasta los alineadores. “Hoy existe una corriente a favor de los alineadores y me parece bien que se contemplen en convivencia con los brackets”, aseguró a MAXILLARIS el doctor Albaladejo. No obstante, este catedrático de ortodoncia pone el punto de atención en cómo se están utilizando estos dispositivos de manera generalizada: “Estoy completamente en desacuerdo con esa corriente que ve el alineador como un producto aparte de la ortodoncia. El alineador es una solución que debe manejar un profesional con conocimientos en ortodoncia, porque, al igual que con el bracket, lo que hacemos es mover el diente. Trabajar con alineadores sin tener formación en ortodoncia es una irresponsabilidad y advertimos que se van a generar muchos problemas, por ejemplo de oclusión”.

Fundación de SUEDADO

Como es ya habitual en este simposio, durante su celebración se desarrolló la cena de profesores universitarios de ortodoncia, a la que acudieron 150 docentes. “Siempre he creído que la Universidad debe ser la cabeza visible de la ortodoncia en España y estoy muy orgulloso de haber logrado reunir a prácticamente todos los profesores”, afirmó el doctor Alberto Albaladejo, quien es el catedrático más joven en esta materia en nuestro país. En este sentido, durante el simposio también se presentó la Sociedad Universitaria Española de Ortodoncia, Ortopedia Dentofacial y Alineadores (SUEDADO), que dará sus primeros pasos tras el verano y cuyo primer presidente será el propio doctor Albaladejo, siendo el vicepresidente el doctor Juan Cobo, el catedrático de ortodoncia de mayor edad en nuestro país.

Además de esta importante novedad, el simposio tuvo una vertiente social tan innovadora y espectacular como siempre. En esta ocasión, se dedicó a las culturas del mundo, acogiendo performance árabes o asiáticas, exposiciones de fotografías -realizadas por el propio doctor Albaladejo- y música en directo. “Ofrecer ciencia al máximo nivel no está reñido con un programa social diferente. Los ortodoncistas somos en gran parte artistas que manejamos conceptos de creatividad y belleza, por eso combinan tan bien”, concluyó el presidente de la cita.

Si quieres compartir...