El presidente del COEM expresa a la presidenta de la Comunidad de Madrid su opinión favorable hacia la desescalada

  • 22 de May, 2020

El presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región, el doctor Antonio Montero, asistió recientemente a una reunión telemática con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, para tratar cómo se realizará la desescalada en la mencionada Comunidad y conocer la opinión de los profesionales. A la reunión asistieron otros representantes de otros colectivos sanitarios de Madrid, así como el Consejero de Sanidad en Madrid, Enrique Ruiz Escudero.
En la reunión, la presidenta se interesó por cómo habían afrontado los odontólogos la crisis provocada por el COVID-19. El doctor Montero aludió en su intervención a la falta de material de protección individual (EPI) que habían vivido, así como a la preocupación por la situación económica por la que atraviesan los dentistas en la región.
En cuanto a la falta de EPIs, el colegio, según confirmó el doctor Montero a MAXILLARIS, actuó de la mejor manera posible para facilitar la actuación de las clínicas en todo momento, “aunque el colegio no es una central de compras, en una situación como esta pusimos a disposición de los colegiados, en nuestra página web, un enlace en el que los profesionales podían contactar con empresas para adquirir el material necesario para atender las urgencias en caso de que fuera necesario”. En estos momentos, el doctor Montero reconoce que la situación de abastecimiento de dicho material está empezando a normalizarse. 

  • El doctor Antonio Montero, presidente del COEM.

La situación económica es uno de los aspectos que más preocupa al doctor Montero y así se lo trasladó a la presidenta madrileña. Durante la primera semana del confinamiento, de las 3.500 clínicas presentes en la Comunidad de Madrid, 2.600 habían solicitado la declaración de ERTE al no poder hacer frente al mantenimiento de los gastos económicos de la clínica por la ausencia de actividad.
Asimismo, el COEM realizó una encuesta a sus colegiados y estableció un convenio de colaboración con el Hospital Fundación Jiménez Díaz con el objetivo de que los colegiados pudieran realizarse un test que determinase si habían estado o no en contacto con el virus. Según los resultados de los test, un 4% de los dentistas dieron positivo. Dato que, según el doctor Montero, es similar al de la población general.
Durante este periodo, la entidad colegial también difundió, basándose en la evidencia científica conocida hasta el momento, un protocolo de actuación de cara a la reapertura de las clínicas dentales en la Comunidad de Madrid. Dicha iniciativa tuvo una gran acogida por parte de la presidenta Isabel Ayuso, quien le comunicó su interés para estudiarlo con la Dirección General de Inspección de la Comunidad de cara a la posibilidad de implantarlo en los centros de salud.
La opinión de los colectivos sanitarios reunidos con la Isabel Ayuso es optimista, porque se está consiguiendo controlar el virus. Por ello, el doctor Montero apuesta por comenzar la desescalada progresiva en la Comunidad de Madrid para evitar “las graves consecuencias económicas para los dentistas ante la falta de actividad e ingresos durante estos meses”.

 

Si quieres compartir...